Región

Ha enviado una carta apelado "a la ética y a la estética" de los alcaldes de la comarca

La Asociación en Defensa de la Economía Responsable de Almendros carga contra el alcalde de Tarancón y presidente de la Mancomunidad del Girasol

Por "su sorpresiva actitud pidiendo a la Conferencia Hidrológica del Guadiana aumentar el volumen de agua extraído de pozos para la comarca supuestamente para consumo humano aunque sea totalmente innecesario, ya que desde hace poco tiempo estos municipios se nutren con agua del Tajo”

La Comarca

20/12/2018

(Última actualización: 22/12/2018 13:38)

Imprimir

La Asociación en Defensa de la Economía Responsable de Almendros (ADERA) ha remitido una carta a los alcaldes de los municipios pertenecientes a la Mancomunidad del Girasol, entre los que se encuentra el municipio y también Tarancón, cuyo regidor es su presidente.

La carta apela “a la ética y a la estética de los alcaldes, ante la sopresiva actitud del regidor de Tarancón pidiendo a la Conferencia Hidrológica del Guadiana (CHG) aumentar el volumen de agua extraído de pozos para la comarca supuestamente para consumo humano aunque sea totalmente innecesario, ya que desde hace poco tiempo estos municipios se nutren con agua del Tajo”.

La carta

Por la presente, queremos informarle que desde Almendros hemos presentado alegaciones al anuncio publicado por la Confederación del Guadiana en el Diario Oficial de la Provincia de Cuenca, de 19 de noviembre, por el cual, sorpresivamente, el Ayuntamiento de Tarancón ha solicitado un aprovechamiento de aguas de una vieja captación en desuso destinada a algunos municipios de la Comarca, entre ellos el nuestro, sin que conozcamos quién o qué necesidades lo reclaman.

Los alegantes somos un grupo de vecinos de Almendros que hace casi un año nos hemos constituido en Asociación (ADERA). En artículo 5 de nuestros estatutos se marca como objetivo “la defensa de proyectos sostenibles, el medio ambiente, el entorno y los bienes comunes existentes en el municipio y la Comarca”. Como alcalde de un pueblo vecino y hermano como el suyo, no queremos ocultarle que nuestro nacimiento como Asociación fue animado también por lo que algunos consideramos como una palmaria indecencia política: la venta o permuta por parte de nuestro alcalde, don Acisclo Jiménez, de dos fincas de su propiedad para construir en ellas dos granjas de cerdos: una de medianas proporciones promovida para la investigación, y una segunda, de 80.000 lechones/año, con una incineradora de cadáveres incorporada en el proyecto aprovechando su doble condición de alcalde y titular de fincas rústicas y de la proximidad de un pozo público de emergencia “Pozo del Cerro del Espino” que bastece agua a Villarrubio y Almendros en caso de emergencia.

Como tal vez conozca, en la macrogranja de 80.000 lechones/año, en concreto, se han detectado importantes deficiencias técnicas y administrativas en su tramitación que ya hemos trasladado a la Junta de Comunidades y que ahora están en manos del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Esta carta tiene su origen en algunas informaciones que, aunque no están contrastadas, nos han producido gran inquietud. Y es que nos han llegado por diferentes vías comentarios en los que se afirma que la “Mancomunidad del Girasol”, de la cual su ayuntamiento forma parte, estaría en condiciones de, si el expediente de Macrogranja presentado inicialmente no prosperara ante los tribunales, buscar nuevas soluciones administrativas para dar validez a la “cacicada” de nuestro alcalde de Almendros que terminará en los tribunales por supuesta prevaricación y cohecho y de la que ya nos consta que los propios dirigentes provinciales y regionales de su partido se avergüenzan.