Puertollano

El pasado viernes en el Cristina García Rodero junto a Eduardo Egido y Ramón Alcaraz

Isabel J. Romero presentó “Morirse al Sol” en Puertollano

Después de sus anteriores libros dedicados al público infantil es su primera obra para adultos que incluye una colección de 35 relatos unidos por un hilo común y con un mismo protagonista

La Comarca

15/12/2018

(Última actualización: 17/12/2018 07:42)

Imprimir

El Museo "Cristina García Rodero" de Puertollano acogía en la tarde del pasado viernes la presentación del libro “Morirse al sol” de Isabel J. Romero, una escritora que reside a caballo entre Puertollano y Ciudad Real, aunque es natural de la localidad cordobesa de Santa Eufemia donde, además de en Ciudad Real, hace unos días llevó a cabo la presentación de este nuevo trabajo publicado por la editorial Fanes.

Hasta ahora sus libros estaban dedicados al público infantil y ésta es su primera obra para adultos que incluye una colección de 35 relatos unidos por un hilo común y con un mismo protagonista, Juanillo, enriquecidos por las referencias a su pueblo, su casa, su familia y sus vecinos que acaban convirtiendo al libro en una interesante novela.

Acompañaron a la autora en la presentación el profesor de escritura Ramón Alcaraz y el escritor puertollanense Eduardo Egido quien apuntó al estilo de Baroja y Azorín reflejado en “Morirse al sol” y, al mismo tiempo, explicó los vínculos que había encontrado en su lectura con “Crónicas de un pueblo” serie emitida en los años setenta por Televisión Española, e incluso con “Cartas desde mi molino” del escritor francés Alphonse Daudet.

Por su parte, Isabel J. Romero afirmaba en su intervención que con este nuevo libro ha querido rendir homenaje al cateto, devolver la dignidad al "tonto del pueblo" y recordar "a los hombres y las mujeres que vivieron con lo justo y supieron ser felices con tan poco".

Con Morirse al sol quería "reescribir mi infancia, mirarla con ojos nuevos y rescatar una época que ahora con las prisas se nos olvida" confesaba la autora.

Fuente: solienses.blogspot.com