Provincia

Comunicado

Benítez de Lugo explica en vídeo "sus motivos" para entrar en política (con vídeo)

En este artículo firmado por el propio Luis Benítez de Lugo se incluye también su vídeo explicativo

Luis Benítez de Lugo

09/12/2018

(Última actualización: 10/12/2018 15:17)

Imprimir

Luis Benítez de Lugo, arqueólogo, profesor universitario y Secretario General de Podemos en Valdepeñas, ha comentado a través de un corto vídeo cómo, según declara “el partido socialista hace trampas con el empleo Público y emite noticias falsas para intentar engañar a la ciudadanía y perpetuarse en el poder”. El vídeo explica además por qué he decidido participar activamente en política.

El corto comienza explicando el ‘Caso Arqueólogo’: “En 2006 me presenté a una plaza pública de arqueólogo en Valdepeñas. Entré una habitación con el tribunal y otros opositores. Allí, encerrados, hipervaloraron a un candidato, que se llama Julián Vélez, y a mí me menospreciaron dejándome en segundo lugar entre los seleccionados, causándome además daños con sus actos. Esto ni son injurias ni apreciaciones personales. Así lo sentenciaron los magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la sala especialista en detectar ilegalidades de la Administración (Contencioso-Administrativo), obligando al ayuntamiento a quitarle la plaza al favorecido y a pagarme una indemnización de 6000 euros, que ya he cobrado. A mí me parece una cantidad muy insuficiente, porque lo que hicieron aquel día fui impedir que yo consiguiera un empleo estable en mi campo profesional para toda la vida. Aquel litigio duró 4 años, hasta 2010. El ayuntamiento socialista de Valdepeñas no despidió al enchufado, que sigue contratado desde hace más de 10 años sin haber superado ni un concurso de méritos ni una oposición. Por eso interpuse una denuncia penal, para que la Justicia estableciera quién me había hecho las trampas aquel día; quién me había minusvalorado e hipervalorado al candidato oficial, e intentar reparar la situación. Pues bien, por el momento ha sido imposible. Tras 8 años de instrucción penal, un juez de Ciudad Real ha decidido que no fue nadie; según él, nadie hizo lo que el TSJ sentenció que sucedió en este ayuntamiento gobernado por un senador. Inmediatamente el alcalde, aprovechando su posición privilegiada en el Pleno municipal, ha utilizado palabras groseras contra mí cuando no tenía yo posibilidad de darle respuesta. Ha dicho que esa sentencia demuestra que todo fue legal, usando este fallo judicial para blanquear su corrupción; que todo eran injurias mías, que no sucedió nada, que me limpiara yo mis babas y pidiera perdón, colocándome ¡encima! la etiqueta de ‘culpable’, para que el pueblo me viera así”.

Benítez de Lugo continúa informando que “el Presidente de aquel tribunal calificador, el que fuera poderoso Secretario General del PSOE en Valdepeñas, Felipe Rodríguez Aguilar, se ha hecho la víctima, diciendo que ha sufrido mucho, que le hice un daño irreparable y que lo que yo quería era darme notoriedad. En realidad, son los dirigentes del PSOE quienes ha hecho de mí una personalidad pública, porque cada vez que me hacen trampas o mienten, en vez de quejarme entre amigos o en familia, salgo a desenmascarar sus mentiras. A Felipe Rodríguez quiero recordarle que yo estoy defendiendo mi derecho a acceder a un empleo público en condiciones de igualdad, mérito y capacidad; que yo hube de irme a trabajar a 250 km de mi casa, siendo contratado por una universidad pública de excelencia, como es la Universidad Autónoma de Madrid; además de seguir trabajando como autónomo. Quiero recomendarle que deje de intentar dar pena para ver si alguien le da un empleo y de autocompadecerse, y que se ponga a trabajar, si es que sabe hacerlo de otra cosa que no sea político profesional”.

El vídeo termina con la explicación de Benítez de Lugo de los motivos que le han llevado a entrar en política: “Cuando tenemos una casta corrupta instalada en los Gobiernos, con 4 legislaturas de mayoría absoluta como sucede en Valdepeñas, favoreciéndose así la corrupción; y también cuando tenemos una Justicia que no es capaz de ponerle freno; cuando nos vemos obligados a denunciar arbitrariedades de la casta durante más de una década y lo que sucede es el afianzamiento de las conductas corruptas, las personas que no somos quejosas y sí de acción tenemos un camino: desde abajo, los de la calle, dar un paso firme al frente y, autolimitándonos salarios y mandatos cuando llegamos a cargos públicos, empezar a participar en política para mejorar nuestra patria, que falta le hace”.

La exposición finaliza con una llamada a la acción y al cambio: “No permitas que todo siga igual".