Región

El movimiento asociativo apuesta por modificar la Ley de Propiedad Horizontal para que sea obligatorio realizar todas las reformas de accesibilidad

CLM Inclusiva exige que se garantice la accesibilidad en los edificios de viviendas

Castilla-La Mancha Inclusiva, junto a sus entidades, ha llevado a cabo concentraciones en cinco ciudades de la Región, de las 37 concentraciones que se han celebrado en España para reclamar que no haya personas con discapacidad sin poder salir de casa por falta de accesibilidad

COCEMFE y sus entidades piden que se tomen las medidas necesarias para que se realicen reformas de accesibilidad sin menoscabar el poder adquisitivo de la comunidad

La Comarca

28/11/2018

(Última actualización: 29/11/2018 07:30)

Imprimir

CLM Inclusiva, junto a sus entidades en la Región, ha reivindicado este miércoles que se garantice la accesibilidad de todos los edificios de viviendas para que se ponga fin a la situación de discriminación que atraviesan algunas personas con discapacidad que, sin haber cometido delito alguno, no pueden salir de sus casas por falta de accesibilidad.

“Mi casa no es mi cárcel” es el lema con el que la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) y sus entidades, entre ellas CLM Inclusiva, han dado a conocer la campaña ‘#Arrestópolis’, en referencia a aquellos edificios donde la falta de accesibilidad obliga a las personas con discapacidad a permanecer encerradas en sus propias casas en contra de su voluntad.

En este sentido, se han celebrado concentraciones en 37 ciudades españolas para reclamar que se modifique la Ley de Propiedad Horizontal y eliminar así la actual limitación económica de 12 mensualidades de gastos de la comunidad para que sea obligatorio realizar las reformas de accesibilidad de la misma forma que las comunidades vecinales afrontan otras reformas ineludibles derivadas de las condiciones estructurales, la estanqueidad, la habitabilidad y la seguridad.

En Albacete, el presidente de CLM Inclusiva, Enrique Alarcón, ha recordado que "es muy difícil" imaginarse las limitaciones en la vida cotidiana para una persona con movilidad reducida. Y, además, ha lamentado que, a ello, "se une, muchas veces, la insensibilidad, indiferencia y egoísmo de los propios vecinos". Por todo ello, ha abogado por la necesidad de impulsar una concienciación para crear entornos que favorezcan la habitabilidad para todos, al tiempo que ha reclamado que, igual que hay ayudas para rehabilitaciones integrales de edificios, "tiene que haber también para adaptar las viviendas".

Cristina Gómez, presidenta del CERMI CLM y José Antonio Romero, gerente de este Comité, apoyaron la iniciativa con su presencia ya que hacer sociedades y espacios de convivencia accesibles es un beneficio para toda la población en su conjunto.

Marga Girona, presidenta de SFC-SQM Castilla-La Mancha (afectados encefalomielitis miálgica- síndrome de fatiga crónica y de intolerancia química múltiple), abogó por la eliminación de las barreras físicas visibles e invisibles, en su caso a las barreras químicas dañinas para salir de sus casas, únicos “espacios blancos” y que debe de conocerse y tomar conciencia social para que “estos productos químicos nocivos no nos coarten más la autonomía y la libertad a la que tenemos derecho”.

El delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha acompañó a CLM Inclusiva y a COCEMFE Cuenca en dicha capital, agradeciendo esta labor de concienciación al movimiento asociativo, añadiendo igualmente que desde la Consejería de Fomento se han implantado ayudas específicas tanto para comunidades de vecinos como propietarios "para eliminar no solo barreras físicas sino a veces también barreras sociales".

Además, se han reivindicado ayudas específicas a todas las comunidades vecinales que deban afrontar este tipo de actuaciones, ya que actualmente solo el 10% de los edificios que realizan estas obras han obtenido subvención para llevarlas a cabo.

Recordando que el pasado 4 de diciembre finalizó el plazo legal para que todos los productos, bienes, entornos y servicios fueran plenamente accesibles, CLM Inclusiva ha pedido que las diferentes administraciones, en el ámbito de sus competencias, den una respuesta satisfactoria a esta problemática y agilicen todos los trámites legales y administrativos necesarios para que los edificios sean accesibles y que la población en general respete los derechos de las personas con discapacidad física y orgánica y colabore en su ejercicio efectivo.

“No podemos hacer depender la accesibilidad universal de los recursos económicos que tiene la ciudadanía”, ha destacado el presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga, en la concentración celebrada en Madrid, donde ha hecho hincapié en que “un edificio accesible es un edificio para todas las personas y realizar las obras necesarias para garantizar la accesibilidad es una inversión justa, y necesaria, puesto que, al fin y al cabo, nadie sabe si en algún momento de su vida va a necesitar estas adaptaciones”.

En este sentido, el movimiento asociativo de las personas con discapacidad ha pedido a los poderes del Estado que trabajen en pro de las personas con discapacidad y lleven a cabo las acciones necesarias para que ninguna persona se vea en la tesitura de que no puede entrar ni salir de su casa, ya que, para vivir con autonomía y plena participación social es imprescindible la libertad de movimientos.

Además, entre las propuestas realizadas, figura que se prioricen las reformas integrales y la instalación de ascensores o rampas siempre que sea posible, en vez de optar por aquellas actuaciones que facilitan la movilidad pero requieren más mantenimiento o la intervención de terceras personas como pueden ser un elevador o un salvaescaleras.

Por último, el objetivo final de la campaña es la colaboración de todos los actores implicados para encontrar en cada caso la mejor solución de accesibilidad, ya que estas medidas son fundamentales para conseguir edificios para todas las personas, garantizar los derechos de las personas con discapacidad y avanzar hacia la autonomía personal para alcanzar una vida independiente.

Constituida en el año 2017, la Confederación regional de entidades de personas con discapacidad física y orgánica, Castilla-La Mancha Inclusiva, agrupa al movimiento asociativo de COCEMFE en la Región, con casi un centenar de entidades que representan en torno a 10.000 personas con discapacidad. Actualmente se encuentra compuesta por cuatro federaciones provinciales, COCEMFE Albacete, COCEMFE Cuenca, COCEMFE Guadalajara, COCEMFE Toledo, las entidades regionales AFANION y AIDISCAM, y la asociación nacional AMIAB.

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) es una Organización no Gubernamental sin ánimo de lucro que se constituyó en 1980. Su objetivo es aglutinar, fortalecer, formar y coordinar los esfuerzos y actividades de las entidades que trabajan a favor de las personas con discapacidad física y orgánica para defender sus derechos y mejorar su calidad de vida. La Entidad congrega a más de 1.600 organizaciones en todo el país divididas en Confederaciones Autonómicas, Entidades Estatales y Federaciones Provinciales que a su vez, agrupan a las diferentes asociaciones locales.