Cultura

“Uno Editorial” publica el nuevo poemario del poeta castellanomanchego Fernando Redondo Benito, con el título “Amor poliédrico”

Fernando Redondo, el poeta que humaniza

La obra poética “Amor poliédrico” cuenta con el prólogo de Cruz Sánchez de Lara Sorzano, presidenta de THRibune (Tribune for Human Rights)

La Comarca

27/11/2018

(Última actualización: 27/11/2018 22:05)

Imprimir

“La vida es un juego de palabras. Tal es así que, casi como un verso, el poeta Redondo escribe sobre amor poliédrico. Quien conozca al poeta sabe que, en su búsqueda del amor, encontró, en su fe, el camino”. Con estas palabras se expresa Cruz Sánchez de Lara Sorzano, presidenta de THRibune (Tribune for Human Rights) y autora del prólogo del nuevo poemario del poeta Redondo.

Manera con la que Cruz Sánchez de Lara nos introduce a la nueva obra poética de Fernando Redondo Benito, titulada “Amor poliédrico. Poesía de los sentidos”. Obra en la que Fernando Redondo como poeta “humaniza, escapa a la vulgaridad”, quedando manifestado por la prologuista, ya que este “poeta renace cuando se vuelve persona su sueño y encuentra, como buen manchego, la Dulcinea añorada. A ella debe la materialización en rimas de los afanes oníricos ancestrales”.

Fernando Redondo “escribió los versos amantes y amorosos que se disponen a leer” y su obra se ha convertido en indispensable para acercarse al hombre y a la mujer en toda su plenitud y su sencillez. La poesía de Redondo, del poeta Redondo, ya supone una piedra angular en bibliotecas de centros educativos y culturales de todo el mundo. Queda clara la vocación universalista de las palabras y versos, cuyo fruto es la cooperación cultural e internacional que promueve Fernando Redondo.

38 poemas, 2773 palabras, 1128 líneas, 17122 caracteres, surgen de la decidida escritura de Fernando Redondo, descubriendo la característica más esencial del ser humano: el amor. Estos versos evocan sensualidad, erotismo, pasión y vida. Versos que nacen de almas enamoradas y cautivadas por el encuentro y el diálogo.

La publicación supone una mirada clave del poeta Redondo, en el ámbito de la poética, para poder escrudiñar sentimientos y miradas, complicidades y sueños, de aquellos para quien el amor es motor para avanzar cada día en su vida. Amor poliédrico llega adornado de diferentes formas geométricas, que quedan entrelazadas en la aportación más atrevida de este poeta, una invitación a dejarse abrazar por la vida y por el amor que a cada uno convoca.

La prologuista Sánchez de Lara realiza una invitación, “volviendo al exordio, el poeta juega con los versos, sin saber que el juego de palabras es mayor”. Por eso, “como el último y el primero de los versos de “Amor Poliédrico”, Cruz se complace en invitarles a leer la poesía de Redondo. Disfrútenla”.

Fernando Redondo explica su poesía: “Versos para todos, versos para nosotros, versos poéticos para el amor poliédrico”

El poeta Fernando Redondo comparte que con “Amor poliédrico” invita a una lectura diferente, que adentra en lo más esencial del ser humano, el amor. Afirma que es “una invitación que traspasa fronteras y condiciones, que quiere mostrar la geometría diversa que vivimos en la sociedad, para que afrontemos, desde diferentes miradas, cómo el amor se muestra en tu vida”.

En referencia a los versos indica que son “atrevidos, unidos en poesía que emana de los sentidos, que confluyen en la unión de palabras que tienden hacia la caricia más sincera del alma. Son versos que presentan la geometría no como analítica o perspectiva científica sino como vida, al hacer del poliedro una representación del amor en la que se encuentran las situaciones de tantos hombres y mujeres repartidos en pueblos y ciudades”.

Libertad es otro de los indicadores de la poesía del poeta Fernando Redondo, compartiendo que “esta poesía es libre. Ha sido difícil anclarla o encadenarla. No se dejaba. Fluía, como fluyen las letras, con vida propia. Se manifestaba como quería, con luz intensa. Es la demostración de cómo el amor se encuentra, de manera constante, en el transcurrir de la vida, en las pulsaciones que encontramos al andar, en los encuentros que nos provoca nuestro recorrido como peregrinos, al contemplar cada lugar”, por ello destaca que estos versos llegan “sin prejuicios, sin tópicos y sin miedos. Llega liberado. Con la disposición a sumergirte en una poesía con la que descubrirás que la poesía está en ti, que la poesía eres tú”.

Acaba destacando que “siempre lo he afirmado, la poesía se convierte en aliento para quienes no dejan de soñar y viven una constante utopía, con rasgos necesarios de realidad, que hacen avanzar a todos a la vez, demostrando la necesidad de una poesía que libere y concentre, haciendo de la palabra una realidad palpable del amor más infinito y sincero que hoy encontrarás en estos versos”, en definitiva “versos para todos, versos para nosotros, versos poéticos para el amor poliédrico”.

Semblanza del autor y más información en: www.unoeditorial.com/portfolio/amor-poliedrico.

Fernando Redondo Benito, cervantista, poeta social, es natural de Tembleque (1980). Grado Universitario en Ciencias Religiosas por el Instituto Superior de Ciencias Religiosas “Santa María de Toledo” (Universidad Eclesiástica de San Dámaso), es Docente de la Formación Profesional para el Empleo.

Posee la Encomienda de Número de la Orden Real de Isabel la Católica (2007) y la Encomienda de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio (2015). Ha sido reconocido con la Placa de Reconocimiento al Mérito Regional de Castilla – La Mancha (2006), además de recibir importantes reconocimientos nacionales e internacionales por su compromiso cultural y literario en Hispanoamérica, como el nombramiento de Guanajuatense Honorario (2006, Guanajuato, México) o el de Ciudadano Honorífico de Azul (2007, Azul, Argentina).

En la actualidad es coordinador regional de la ONGD Misión América en Castilla – La Mancha y voluntario de las Obras Misionales Pontificias, donde forma parte del Consejo de Comunicación de OMP España y desarrolla la animación misionera en la Archidiócesis de Toledo.

En los últimos años ha cooperado en cimentar redes culturales y sociales en Hispanoamérica, fomentando proyectos cervantinos para el desarrollo y logrando que diferentes países unifiquen sus fuerzas para poder consolidar la solidaridad, la educación, la comunicación y la cultura como pilares básicos para el desarrollo de comunidades y sociedades.

Colaborador de diferentes medios de comunicación, destaca su contribución a la Revista 21 y al Blog que mantiene en la misma, titulado “Allegro Molto”, en el que reflexiona como discípulo misionero sobre la naturaleza misionera de la Iglesia Católica.

De compromiso solidario y misionero, literario y poético, resalta el compromiso en la lucha contra la pobreza y el trabajo en red en diferentes organizaciones no gubernamentales para el desarrollo, como queda reflejado en sus obras poéticas: “Al descubierto” y “Amor poliédrico”.