Región

Nota de prensa

Podemos Gobernar CLM firma un Decálogo de la Buena Política y anima al resto de candidatas y candidatos a sumarse

La Comarca

22/11/2018

(Última actualización: 22/11/2018 21:54)

Imprimir

Las personas inscritas en PODEMOS-CLM estamos cansadas de guerras internas. Primarias tras primarias vemos como se vierten comentarios descalificativos hacia otras compañeras y compañeros haciendo mucho daño al partido.

Por este motivo, desde la candidatura “Con Molina PODEMOS GOBERNAR CLM” hemos emplazado al resto de candidatas y candidatos a sumarse a un Decálogo de la Buena Política con el que poner fin a estas prácticas. Porque sabemos que todas y todos tenemos un objetivo común que es hacer un PODEMOS más fuerte y útil para la gente.

Solicitamos por ello que las candidatas y candidatos que concurren al actual proceso de primarias se sumen a este decálogo que recoge los siguientes principios:

1. La buena política es siempre un proyecto colectivo que busca el bien común y nunca puede ser una aventura solitaria que busca el beneficio personal.

2. La buena política trabaja siempre por el interés general y nunca antepone el interés personal al interés de la mayoría.

3. La buena política construye siempre en positivo mirando hacia el futuro y nunca destruye desde la impotencia o el resentimiento.

4. La buena política siempre transforma la realidad radicalmente y nunca se rinde ante las dificultades que encuentra en el camino.

5. La buena política es siempre compromiso con la gente y nunca traiciona los principios fundamentales de igualdad, respeto y solidaridad.

6. La buena política es siempre resultado del diálogo entre los diferentes y nunca imposición de la opinión de un individuo al resto.

7. La buena política genera esperanza en el futuro y nunca se deja vencer por el miedo.

8. La buena política siempre busca soluciones concretas a problemas concretos y nunca generar más problemas a quienes ya tienen demasiados

9. La buena política siempre es un vínculo afectivo que crea unidad y nunca puede ser una excusa para la división o la fractura.

10. La buena política siempre es alegre e ilusionante y nunca triste, rencorosa o vengativa.