Región

El acto de homenaje fue realizado en el cementerio de la localidad

Izquierda Unida participa en el homenaje a Enrique Horcajuelo con motivo de su exhumación en Talavera de la Reina

Tuvo la presencia de Eva García Sempere, portavoz parlamentaria de Izquierda Unida en el Congreso, y Juan Ramón Crespo, Coordinador Regional de IU CLM, junto a otros compañeros del Grupo Confederal de Unidos Podemos, su hija Enriqueta Horcajuelo y parte de su familia

La Comarca

20/11/2018

(Última actualización: 23/11/2018 08:46)

Imprimir

El pasado 14 de noviembre tuvo lugar un pequeño acto de homenaje en el cementerio de Talavera de la Reina a Enrique Horcajuelo, sindicalista y afiliado a las JSU que fue asesinado con 28 años en 1942 por el régimen franquista. En el acto estuvieron presentes diferentes Diputados del grupo Confederal de Unidos Podemos en el Congreso como Pablo Iglesias, Eva García Sempere, Marcelo Expósito o Txema Guijarro, además de los responsables regionales de Castilla-La Mancha de Izquierda Unida y Podemos, Juan Ramón Crespo y José García Molina, que acompañaron a la familia de Enrique Horcajuelo.

En el acto también estuvo presente su hija, Enriqueta Horcajuelo, quien recordó junto a su esposo la gran cantidad de años que llevan esperando y luchando para poder recuperar los restos y la memoria de su padre, además de las muchas dificultades que han tenido que pasar para llegar a este día. Enriqueta también hizo mención a su larga vida defendiendo la libertad y la justicia de las personas que como su padre perdieron la vida por la democracia.

Para Eva García Sempere, portavoz parlamentaria de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados, la exhumación: “Es una noticia muy importante para gente como Enriqueta que después de tantos años de lucha va a poder recuperar los restos de su padre, pero también importante para todas las personas que defendemos la democracia y la memoria histórica porque poco a poco vamos escribiendo la historia de las personas anónimas que siguen enterradas en fosas comunes o en las cunetas de nuestro país”.

“Es emocionante este caso de Enriqueta, que no son sólo es la recuperación de los restos de su padre, sino también de la memoria democrática de todas aquellas personas que lucharon contra el franquismo en nuestro país, por lo que es increíble que los diferentes Gobiernos a lo largo de todos estos años hayan hecho oídos sordos a todas las hijas de las víctimas de la represión que solamente pedían y aún piden verdad, justicia y reparación” ha añadido García Sempere. “Las labores de excavación para recuperar los restos de Enrique Horcajuelo están ya en marcha y los gastos de estas serán sufragados directamente por el Grupo Confederal de Unidos Podemos, ya que el propio Estado, que es quién debería haberlo realizado, no se ha hecho cargo” ha concluido Eva García.

Por su parte, Juan Ramón Crespo, Coordinador Regional de IU CLM, ha explicado que: “Es increíble la fuerza que tanto Enriqueta como su familia han demostrado tener durante estos años simplemente por el hecho de hacer justicia y poder recuperar los restos de su padre, por lo que esperamos que el análisis del ADN lo corrobore, y sobre todo la memoria de lucha y ejemplo de coherencia ideológica”, a lo que ha añadido que: “Esto nos demuestra que sigue habiendo heridas abiertas en nuestro país y en nuestra región, que necesitan ser resueltas de una vez por todas. Es un horror que generales que ordenaron miles de asesinatos estén enterrados con honores militares, mientras tanto las víctimas de esa represión siguen en paradero desconocido o sin haber sido enterradas de una forma digna”. Además: “Es necesaria la anulación de las sentencias que condenaron a los luchadores por la libertad para recuperar no sólo su memoria, sino también la legalidad democrática y republicana. Sin la anulación de las sentencias y la declaración de su ilegalidad los defensores de la democracia y la libertad seguirán siendo culpables ante la justicia.”

Para Izquierda Unida todas estas medidas deberían estar enmarcadas en un proyecto general de exhumaciones, con una serie de garantías judiciales y con una apertura de procesos. Sin la intervención de la justicia, el traslado de los restos es tan solo un acto administrativo sin que exista una verdadera reparación por parte del Estado. Todo esto haciéndose cargo la propia administración pública, para que podamos hablar de verdad, justicia y reparación de las víctimas.