Puertollano

Tras el pago de una fianza de 40.000 euros

El policía local de Puertollano acusado de agresión sexual en Estepona ha sido puesto en libertad provisional

Deberá comparecer en el juzgado de lunes a viernes y no podrá abandonar el país, por lo que se le ha retirado su pasaporte

La Comarca

20/11/2018

(Última actualización: 23/11/2018 08:46)

Imprimir

El policía local del Ayuntamiento de Puertollano que responde a las iniciales V.P.G. y que había sido acusado de agredir sexualmente de una joven en Estepona, municipio en el que estaba destinado con una comisión de servicio, fue puesto en libertad provisional el pasado día 8 de noviembre tras el pago de una fianza de 40.000 euros.

V.P.G salió de prisión junto a su compañero en la Policía Local de Estepona J.C.G., apodado ‘Ken’, quien ha abonado una fianza de 70.000 euros. Ambos deberán comparecer en el juzgado de lunes a viernes y no podrán abandonar el país, por lo que se les han retirado sus pasaportes con la prohibición de abandonar el país.

Así lo ha decretado la magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de dicha localidad andaluza, Elena Cristina Gallardo Leruite, tal y como han informado desde Málaga fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). V.P.G. y J.C.G., de 37 y 38 años, respectivamente, se mantienen como investigados ya que la causa se está tramitando y sigue en fase de diligencias previas con el número 505/18.

El pasado 10 de junio una joven de 18 años de origen colombiano y con residencia en Morazalzar, en la provincia, les denunciase por abuso sexual. Según la víctima, los policías locales pararon el coche en el que viajaba junto a dos amigos en un control de alcoholemia. Los ocupantes del vehículo confesaron que habían bebido, por lo que los agentes pidieron un taxi para trasladarlos a su domicilio, comprometiéndose a devolverles el coche al final de su jornada laboral. Así fue, pero una vez en el domicilio de los tres jóvenes se produjo el supuesto abuso sexual a la víctima.

Estos dos policías locales se encuentran suspendidos de empleo y sueldo e ingresaron en la cárcel de Alhaurín de la Torre el pasado 15 de junio tras ser decretada para ellos prisión provisional sin fianza, por lo que han permanecido menos de cinco meses entre rejas.