Puertollano

Es uno de los indicadores financieros más importantes en el análisis fundamental de una empresa

Ence, que contará con planta en Puertollano, prevé doblar su EBITDA hasta los 550 millones de euros en 2023

Su Plan Estratégico 2019-2023 se apoya en la diversificación de materias primas, productos de celulosa y tecnologías de generación para aumentar la solidez del Grupo

Contempla comprometer por etapas las inversiones para mantener su bajo nivel de apalancamiento pagando el 50% del BDI en dividendos

La compañía invertirá más de 1.100 millones de euros en el crecimiento y diversificación de sus negocios de Celulosa y Energía Renovable, para aprovechar las claras oportunidades de crecimiento del mercado

Ence dedicará entre 125 y 225 al capítulo de sostenibilidad, para reforzar la fiabilidad, excelencia medioambiental y seguridad de sus activos

La Comarca

20/11/2018

(Última actualización: 23/11/2018 08:45)

Imprimir

Energía y Celulosa (Ence), que contará con una planta en Puertollano, ha presentado su Plan Estratégico 2019-2023, que contempla alcanzar un EBITDA de 550 millones de euros dentro de cinco años a precios constantes de la celulosa. Así, prevé que el negocio de la celulosa eleve su EBITDA hasta los 400 millones de euros y el de energía hasta 150 millones en 2023. Este es uno de los indicadores financieros más importantes en el análisis fundamental de una empresa.

Para ello, Ence llevará a cabo un plan de inversiones productivas de 1.100 millones de euros durante los próximos cinco años, a fin de impulsar su crecimiento y su diversificación para aprovechar las claras oportunidades de crecimiento que se presentan para la compañía. Las inversiones respetarán los niveles de apalancamiento máximo establecidos por la compañía después del pago del 50% del beneficio neto en dividendos: 2,5 veces EBITDA en el negocio de Celulosa y 4,5 veces en el de Energía Renovable.

En la presentación del Plan Estratégico en el Día del Inversor de la compañía, Ignacio Colmenares, Consejero Delegado de Ence, afirmó que con el nuevo Plan “aprovecharemos al máximo las importantes oportunidades del mercado de la celulosa y de la energía, y lograremos prácticamente doblar nuestro EBITDA en 2023, siempre respetando los límites máximos de endeudamiento que tenemos marcados y manteniendo el pay-out del 50%”.

En el negocio de celulosa, la estrategia de Ence aprovechará el positivo escenario de precios previsto hasta 2023. El crecimiento de la población urbana y el aumento del nivel de vida en los países emergentes impulsan el incremento de la demanda de productos de celulosa higiénicos y absorbentes, así como de viscosa para aplicaciones textiles. Para aprovechar estas oportunidades, Ence llevará a cabo inversiones de hasta 500 millones de euros, que elevarán la capacidad de producción hasta 1,3 millones t/año, así como la diversificación hacia productos higiénicos absorbentes y viscosa.

En el negocio de energía, la compañía aprovechará la necesidad de España de incrementar la generación de origen renovable hasta el 70%, para cumplir el objetivo de la UE en energía renovable. Para ello, Ence tiene previsto llevar a cabo inversiones por 615 millones € en generación con biomasa, termosolar y fotovoltaica. Estas inversiones permitirán elevar las ventas de energía renovable hasta 2.330 GWh/año y multiplicar por tres el EBITDA del negocio hasta 150 millones de euros, proporcionando estabilidad y previsibilidad a los flujos de caja al Grupo Ence.

Ence destinará entre 125 y 225 millones de euros para seguir avanzando hacia la excelencia en la sostenibilidad, que constituye una prioridad estratégica para la compañía. Concretamente se centrará en mejorar la seguridad de personas e instalaciones, la excelencia medioambiental de sus operaciones, contribuir a la economía circular, así como en la dinamización de la economía y el empleo en las áreas rurales.