Puertollano

Tras devolver los terrenos explotados por la mina al uso agrícola y ganadero

La restauración de la mina Encasur de Puertollano recibe el premio Potencia a la Acción Minera

Antonio Hermosilla Medina, responsable de minería en Endesa, recogió el galardón de manos del director general de Feria de Zaragoza, Rogelio Cuairán

La Comarca

19/11/2018

(Última actualización: 20/11/2018 07:10)

Imprimir

La restauración de los terrenos explotados a cielo abierto por la mina Emma de Encasur Endesa en Puertollano ha sido merecedora de uno de los Premios Potencia de Obras y Proyectos, en concreto el de Acción Minera, que cada año concede la revista Potencia.

Un prestigioso galardón que sirve como reconocimiento a la calidad y el esfuerzo innovador de empresas constructoras e ingenierías en el diseño y puesta en marcha de grandes proyectos.

En el acto celebrado en La Estación Gran Teatro Bankia Príncipe Pio de Madrid con motivo de los XII Premios Potencia, el director general de Feria de Zaragoza, Rogelio Cuairán, entregó el premio a Antonio Hermosilla Medina, responsable de minería en Endesa.

Un reconocimiento que se suma al ya obtenido en diciembre de 2010, cuando Encasur obtuvo la Certificación de su Sistema de Gestión Ambiental, según UNE-ISO 14001-2004, con una restauración de la mina que además ha sido estudiada como “caso de éxito” por diferentes universidades españolas.

987 hectáreas restauradas y 100.000 árboles plantados

La restauración que ha realizado Endesa en Puertollano ha supuesto devolver los terrenos explotados por la mina al uso agrícola y ganadero, con una productividad mayor que la que tenían antes de la explotación minera.

Ha supuesto una inversión de 40 millones de euros con los que se han plantado más de 100.000 árboles en un total de 987 hectáreas restauradas, de las que 669 han sido destinadas a cultivos de cereales y pastos, 126 hectáreas al cultivo de 27.950 olivos (de los que se obtiene aceite de muy buena calidad) y frutales (membrillo, higueras, granados, etc.), 104 hectáreas a vegetación autóctona y 36 hectáreas al lago y zonas de humedales.

Reseña histórica de la mina Emma en Puertollano

En 1976 se inició la explotación a cielo abierto de la mina Emma de Encasur en la zona suroeste de la cuenca para Suministrar combustible a la Central Térmica de Puertollano (construida por la Compañía Sevillana de Electricidad S.A. en 1973). Los trabajos de investigación y evaluación efectuados dieron buenos resultados consiguiéndose, en 1984, la declaración del yacimiento como reserva definitiva a favor del Estado y reconociendo el derecho de explotación a Encasur Endesa. En el período 1993-2014 el volumen de producción y el destino de las ventas vinieron marcados por las diferentes regulaciones del sector que se fueron sucediendo en el tiempo. La ausencia De regulación específica para la venta de carbón nacional a partir de 2015 y la disminución de las necesidades de los clientes, cuando no desaparición, motivaron el fin de la actividad extractiva de la Mina Emma el 31 de diciembre de 2015, acogiéndose a las condiciones de cierre marcadas por la Decisión 787/UE/2010 para la minería de carbón.

Así, el Centro Minero de Puertollano ha estado en explotación durante el período 1976-2015 habiéndose producido un total de 24,9 MM t de carbón con un movimiento de 350,9 MM m3 de material estéril (14,1 m3/tv). La actividad a lo largo de 40 años se ha desarrollado en su totalidad en una sola explotación: la Mina Emma

Para la apertura de este centro minero se realizó un riguroso proceso de selección y formación de plantilla procedente de la minería subterránea, recién extinguida, en combinación con un equipo técnico joven capaz de incorporar las mejores tecnologías mineras de la época.

La plantilla se fue incrementando desde los seis trabajadores iniciales en 1976, hasta alcanzar un máximo histórico de 322 diez años después. A partir de 1998 los sucesivos planes de prejubilaciones del sector (1998-2005, 2006-2012 y 2014-2018) favorecieron la salida no traumática de la práctica totalidad de sus empleados.

Ahora, con el final de la restauración de terrenos, las instalaciones de la mina Emma están siendo desmanteladas y se llevan a cabo las últimas tareas administrativas en un proceso que está previsto finalice aproximadamente en el año 2020 y que conllevará el cierre total de Encasur en Puertollano.

Un cierre que marca el final de una etapa en la que la minería contribuyó a llamar a esta localidad “faro industrial de La Mancha”.