Región

Alertan de que Toledo se puede convertir en un sumidero de mortalidad de especies amenazadas

Denuncian un nuevo caso grave de envenenamiento de rapaces protegidas en Toledo

WWF, Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife solicitan a la Dirección Provincial de Agricultura acabar con la ausencia de actuaciones legales en la lucha contra el uso ilegal de veneno en la provincia y piden que se suspenda cautelarmente la caza en la zona afectada

La Comarca

16/11/2018

(Última actualización: 16/11/2018 21:25)

Imprimir

Los cadáveres de cuatro milanos reales, especie en peligro de extinción, de cinco águilas ratoneras y un aguilucho lagunero fueron localizados el pasado 29 de octubre en un coto de caza de la localidad de Valmojado, al norte de Toledo, en la comarca de La Sagra.

A las alarmantes cifras de fauna envenenada que históricamente arrastra la provincia de Toledo , se ha sumado un nuevo caso de esta práctica ilegal, en un coto de caza del término de Valmojado.

WWF, Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife van apersonarse como parte interesada en el expediente administrativo y, en caso de llegar a poder localizarse al presunto responsable de los hechos, se personarán como acusación en el juzgado de lo penal.

Las ONG denunciaron la semana pasada ante el Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, la inactividad de la Dirección Provincial de Toledo en la lucha contra el veneno y le trasladaron la necesidad de una clara voluntad política para resolver el problema. Asimismo, pusieron sobre la mesa la manifiesta insuficiencia de resoluciones administrativas para hacer frente al veneno en Castilla –La Mancha, ya sean medidas cautelares, recuperadoras de las especies afectadas o sancionadoras. Las ONG esperan que el refuerzo de los servicios jurídicos en materia ambiental anunciado por el Consejero se traduzca en una mayor eficacia y agilidad administrativa.

WWF, Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife coinciden en que Toledo, de no tomarse medidas contundentes contra los envenenamientos, se puede convertir en uno de los peores sumideros de mortalidad de especies amenazadas en España por esta práctica ilegal. También, recuerdan que en poco más de tres años (de 2015 a 2018) la provincia ha acumulado más de treinta milanos reales encontrados envenenados, siendo una cifra que solo representa una parte de la mortalidad real por esta causa, debido a la dificultad del hallazgo de los animales.

Además, recuerdan que varios de los casos más graves por envenenamiento de esta comunidad autónoma no se han tramitado ni sancionado por la ausencia de una gestión administrativa adecuada, lo que evidencia una falta de compromiso político en la lucha contra el veneno, sobre todo en Toledo.

Las ONG quieren conocer la gestión que desde la Dirección Provincial se está haciendo del trabajo en esta materia de los Agentes de Medio Ambiente, así como de la Unidad especializada en investigación de venenos (UNIVE), de los servicios técnicos y en especial en materia de aplicación de la normativa en la provincia.

También a partir de este último caso las organizaciones ecologistas se han dirigido a la Jefatura del SEPRONA para conocer y colaborar en el trabajo que realizan en investigación de los casos de envenenamiento en Toledo.

El uso de veneno

El informe ‘El veneno en España(1992-2013) analiza los efectos del uso ilegal de cebos envenenados, una de las mayores amenazas para la biodiversidad, y desvela los 8.324 episodios de envenenamiento que se han registrado en el periodo de estudio. Esto ha significado el hallazgo de 18.503 animales muertos. Una muestra de algunos de los principales episodios de envenenamiento de los últimos años quedó recogida también en el informe “Casos graves de envenenamiento de fauna silvestre en España 2010-2015”.

La colocación de cebos envenenados es un método masivo, no selectivo y cruento para la fauna. Por ello, está prohibido por la legislación nacional y autonómica y aparece tipificado como delito en el Código Penal.