Nacional

Es el octavo cáncer más frecuente entre los hombres

La visita periódica al dentista ayuda a prevenir el cáncer oral

Las revisiones anuales en las clínicas dentales son muy importantes para poder prevenir el cáncer oral

La Comarca

13/11/2018

(Última actualización: 14/11/2018 11:00)

Imprimir

El cáncer en la cavidad oral es el octavo cáncer más frecuente entre los hombres, y la edad promedio al momento del diagnóstico se sitúa en los 62 años. Puede afectar a zonas como los labios y comisura labial, mejillas, suelo bucal, lengua móvil y paladar duro. Como en otros tipos de cáncer, las tasas de supervivencia varían en función de su detección precoz, una detección en la que los médicos estomatólogos y dentistas tienen un papel destacado.

Según Juan José Guarro, médico estomatólogo, especialista en odontología intensiva quirúrgica y miembro de Compromiso y Seguridad Dental “las revisiones anuales son muy importantes para poder prevenir enfermedades que pueden descubrirse a través de la boca. Una de las enfermedades cada vez más comunes es el cáncer oral, que actualmente es uno de los 10 tipos de cáncer más diagnosticados”.

La etiología del cáncer oral es desconocida, sin embargo, existen una serie de factores de riesgo que podrían actuar como agentes carcinogenéticos favoreciendo el desarrollo de la enfermedad. Entre éstos, destacan el tabaco, el alcohol, la dieta, la inmunosupresión crónica asociada al VIH, factores dentales, infecciones y la predisposición genética.

Los odontólogos y estomatólogos pueden realizar un examen sistemático de la mucosa oral, así como una palpación del cuello y zona retromandibular, elaborando un diagnóstico precoz que ayuda a la prevención de este tipo de cáncer en pacientes, una situación que puede llegar a ser muy grave en otras circunstancias.

“Hay algunos factores de riesgo de cáncer -señala Juan José Guarro -que se pueden evitar gracias a las revisiones que se dan en las clínicas dentales, y otros riesgos derivados del estilo de vida que se pueden evitar eliminando hábitos no saludables como el alcohol y el tabaco”.