Ciudad Real

El viernes a las 21:00 y el sábado a las 21:30 horas

MARAPEZ llega este fin de semana al Teatro de La Sensación de Ciudad Real

Una obra del Teatro La Grada, dentro de la XV Muestra Internacional de Danza, Teatro y Circo Contemporáneo Latino-Americano

La Comarca

12/11/2018

(Última actualización: 12/11/2018 21:10)

Imprimir

MARAPEZ llega este fin de semana al Teatro de La Sensación de Ciudad Real. Será el viernes a las 21:00 y el sábado a las 21:30 horas. Es una obra del Teatro La Grada, dentro de la XV Muestra Internacional de Danza, Teatro y Circo Contemporáneo Latino-Americano.

MARAPEZ es una obra de la autora argentina Catalina Landívar dirigida por Luis Miguel González Cruz, de Teatro del Astillero, e interpretada por Antonia Domínguez en esta producción de Lagrada Producciones.

MARA visita con cierta asiduidad una piscina abandonada donde un pez sobrevive en el agua nunca cambiada de la pileta.

En ese silencio, al hablar con ese pez, va recordando y vivenciando lo que ocurrió en la casa de su abuela. Una casa que se ha llenado de humedad, una casa que ha envejecido y se cae a pedazos.

MARA volverá a su infancia, a su mamá, a su abuela y mostrará las mallas que guarda desde siempre.

MARAPEZ es una obra repleta de recuerdos, de verano, de viento helado y de agua turbia.

MARAPEZ transcurre en la piscina abandonada de una casa abandonada donde se ha pasado los momentos mágicos de la infancia. En la casa de la abuela. Y todos tenemos en el recuerdo la casa de una abuela.

Los recuerdos y vivencias de Mara nos harán recorrer una montaña rusa de inquietudes, sentimientos y realidades a través de sus palabras a la luz de la luna y junto al reflejo del agua de la piscina de la antigua casa de la abuela. Una casa donde hace tiempo que tuvo lugar un hecho trágico. Y en una piscina donde ha crecido la hierba y el agua no se ha cambiado nunca y ahora vive un solitario pez.

MARA no sólo vuelve a una infancia poblada por una acumulación de ausencias: primero su madre, luego su abuela, sino que demuestra que, a pesar del paso de los años, nunca abandonó la niñez. MARAPEZ es una obra repleta de recuerdos, de veranos e inviernos, de recuerdos de verano, de viento helado y de agua turbia. El agua de esa piscina que no se cambió jamás.