Región

Para facilitar la continuidad asistencial gracias la implantación de proyectos de telemedicina

El SESCAM apuesta por reforzar la coordinación entre Atención Primaria y Especializada

Las nuevas herramientas de control a distancia de las constantes de los enfermos crónicos mejoran su calidad de vida y reducen al mínimo las consultas, por lo que contribuyen a la optimización de recursos del sistema sanitario

La residente de Medicina Familiar y Comunitaria Belén Guzmán repasó en Ciudad Real los programas que ya están funcionando y presentó los más novedosos

La Comarca

12/11/2018

(Última actualización: 12/11/2018 21:07)

Imprimir

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha tiene entre sus objetivos de futuro más inmediato dotarse de instrumentos para facilitar una atención de calidad a los pacientes crónicos optimizando los recursos disponibles.

La implantación de estas estrategias de cronicidad pasan por reforzar la coordinación entre Atención Primaria y Especializada para favorecer la continuidad asistencial y por desarrollar proyectos de telemedicina que faciliten el control a distancia de las constantes y síntomas de los pacientes, tal y como se puso de manifiesto en una de las sesiones clínicas celebrada hace unos días en el Hospital General Universitario de Ciudad Real.

En la sesión, titulada “Coordinación entre niveles asistenciales para una mejor eficiencia y asistencia sanitaria”, la residente de Medicina Familiar y Comunitaria Belén Guzmán repasó las herramientas informáticas y protocolos que manejan conjuntamente los facultativos de Primaria y Atención Hospitalaria del SESCAM y presentó ejemplos de la telemedicina que viene, que contribuirá a mejorar la calidad de vida de los pacientes y a la eficiencia del sistema sanitario.

Entre las primeras, Guzmán se refirió al DERCAM, programa que permite hacer un diagnóstico dermatológico a distancia. El médico de Primaria envía una fotografía y una descripción de la lesión y un especialista las valora y contesta desde el hospital sin necesidad de que el paciente se desplace. El programa DERCAM empezó en 2010 y en la actualidad está implantado en 117 centros de salud, más del 60% incorporados a partir de 2015.

Otro de los ejemplos de actuación coordinada entre niveles es el de seguimiento remoto de marcapasos puesto en marcha por la Unidad de Arritmias del HGUCR, gracias al cual el cardioestimulador toma y transmite datos de forma ininterrumpida que quedan registrados en un servidor web para que el especialista los valore y emita un informe que recibe el paciente directamente o su médico de familia.

Respecto a los protocolos implantados en otras áreas de salud de la región, la conferenciante aludió a la Unidad de Continuidad Asistencial de Atención Primaria y Medicina Interna (UCAPI) que ya está funcionando en las gerencias de Cuenca, Guadalajara y Albacete para prestar atención integral a los pacientes crónicos y pluripatológicos y evitar ingresos hospitalarios, complicaciones y visitas innecesarias a los servicios de Urgencias.

El centro de la UCAPI es la consulta abierta en el hospital a cargo de un médico internista en contacto directo con los médicos de Familia en la que recibe a los pacientes derivados por los facultativos de Primaria y que centraliza las múltiples consultas con los especialistas a las que se someten estos enfermos que necesitan frecuentemente asistencia hospitalaria, evitando duplicidades y racionalizando los recursos.

La telemedicina que viene

Además de profundizar en la coordinación entre Atención Primaria y Especializada, Belén Guzmán recalcó que el futuro más inmediato está en la telemedicina de la que los grandes beneficiados serán los pacientes crónicos o que sufren muchos episodios agudos que les hacen acudir frecuentemente a los servicios de Urgencias y, de paso, el propio sistema sanitario, que ganará en eficiencia.

Gracias a las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, un paciente que toma anticoagulantes podría, por ejemplo, acceder al programa de cálculo de la dosis sin tener que acudir a consulta o uno crónico tendría la posibilidad de registrar sus constantes en casa y remitirlas a un servidor para que el médico las consultara y le citara en caso de que algo no fuera bien.