Puertollano

Se celebraban el pasado fin de semana en la Casa de Baños

Una gran asistencia de público rubrica el éxito de las II Jornadas de Historia de Puertollano

Organizadas por la Asociación Portus Planus con ponencias impartidas por María del Carmen Cañizares, Macarena Fernández, Miguel Fernando Gómez Vozmediano y José González Ortiz

La Comarca

12/11/2018

(Última actualización: 12/11/2018 21:06)

Imprimir

La historia de Puertollano despierta gran interés entre los puertollanenses como así se ha constatado en las II Jornadas de la Asociación Portus Planus que durante el fin de semana se han desarrollado en la Casa de Baños con buena asistencia de público, que mostró interés por el pasado más cercano y lejano, y entre el que se encontraba la concejal de cultura, Ana Belén Mazarro en representación del Ayuntamiento de Puertollano.

Carmen Cañizares abría el pasado viernes estas jornadas haciendo un recorrido por el patrimonio minero, mientras que Macarena Fernández analizó a continuación las cazoletas de La Nava, que han sido objeto de un reciente estudio por la Universidad de Castilla-La Mancha.

Ya en la sesión del sábado, Miguel Fernando Gómez Vozmediano hizo un recorrido histórico por el desaparecido convento franciscano, que se situaba junto al Paseo de San Gregorio. Un edificio conventual, que solo queda en el recuerdo y “cuadro piedras escondidas” de una fundación de siglo XVII en un momento en España que sufre una gran crisis, y que será uno de los grandes hitos espirituales y urbanísticos de los últimos siglos en la villa.

Gómez Vozmediano recuerda que es el único convento que se ha abierto en la historia de Puertollano, con una importante carga asistencia y espiritual, al contrario que otras poblaciones del Campo de Calatrava, en las que proliferaron más órdenes, como Almodóvar, Calzada, Moral y Almagro.

Edición de una monografía

Una ponencia en la que repasó los puertollanenses vinculados a los franciscanos como Fray Andrés o el punto y final a este convento con la abolición de las órdenes religiosas en el siglo XIX por José Bonaparte y su desamortización, como lo que el edificio es abandonado y tendrá múltiples usos , desde parroquia a cementerio, hospital municipal, etc.

El historiador encajaba este histórico puzzle a través de diversa información desperdigada por archivos con el objetivo de la edición de una monografía en el 2022 que es cuando se cumple el cuarto centenario de la apertura del convento.

Espadas de guerreros

Por su parte el investigador José González Ortiz, analizó las singularidades de la estela del guerrero que descubrió en Alamillo hace casi cuarenta años, así como de las espadas aparecidas en el Valle del río Ojailén y en el cerro de San Sebastián, que se conservan en el Museo Provincial y en el Museo Arqueológico Nacional. Unos descubrimientos que constatan la presencia de poblamientos en la comarca desde tiempos remotos.

El valor histórico del Cerro de Santa Ana

Unas jornadas que han tenido como colofón una ruta interpretativa por el cerro de Santa Ana guíada por Raúl Daimiel, presidente de Portus Planus, con un itinerario por diversos puntos de interés como la Chimenea Cuadrá, pinturas rupestres, Puente Natural, El Dolmen, aljibes, murallas de la antigua fortaleza, posibles localizaciones de la desaparecida ermita de Santa Ana, así como unas hermosas vistas del Valle del Ojailén y del Campo de Calatrava.