Nacional

La artrosis ha crecido más de un 70% en 20 años en España

Se realizan con éxito las primeras cirugías en España de prótesis de tobillo para casos severos de artrosis

Afecta a más de 242 millones de personas en el mundo y a unos 7 millones en España

Creu Blanca es uno de los pocos centros que lleva a cabo este tipo de intervención

La Comarca

05/11/2018

(Última actualización: 06/11/2018 10:21)

Imprimir

Creu Blanca, grupo de centros médicos especializados en prevención, diagnóstico y tratamiento de la salud, ha empezado a usar prótesis articulares de tobillo para tratar casos graves de artrosis, posicionándose como uno de los pocos centros que realiza esta práctica.

La artrosis ha crecido más de un 70% en los últimos 20 años y continúa en progresión ascendente, según datos de 2017 puestos de manifiesto durante la Jornada "La artrosis en el siglo XXI", del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Es una enfermedad que afecta a más de 242 millones de personas en el mundo y a unos siete millones en España. Incide directamente en las articulaciones y no únicamente la sufren personas mayores.

La Unidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica de Creu Blanca, encabezada por el Dr. Manel Ballester, ha empezado a practicar esta cirugía con resultados exitosos. “Es una intervención poco practicada en general en el campo de la Cirugía Ortopédica y que sin embargo proporciona grandes resultados en casos de artrosis severa”- afirma el Dr. Ballester.

Hasta ahora las prótesis se han usado para el tratamiento de las artrosis severas como la cadera, el hombro o la rodilla con gran éxito. La aplicación de prótesis para el tratamiento de la artrosis de tobillo es una práctica poco utilizada en el campo de la traumatología que sin embargo proporciona múltiples beneficios como la reducción del dolor derivado de la artrosis y la preservación de la movilidad de la articulación.

Como explica el Dr. Ballester, “la articulación del tobillo es muy importante para poder caminar correctamente. Sin embargo, el tobillo debe soportar el peso de todo el cuerpo con una superficie articular reducida”. Con la ayuda de múltiples ligamentos, el tobillo logra la estabilidad y a la vez la movilidad y la adaptación en un terreno irregular.

La artrosis del tobillo es el desgaste que se produce en el cartílago de la articulación. Este desgaste produce dolor y pérdida de movilidad. “El diagnóstico de la artrosis de tobillo -añade el Dr. Ballester- se realiza principalmente mediante una radiografía o un TAC que permiten valorar el desgaste en la zona de la articulación de tobillo”. “Se puede hacer con un TAC normal o un TAC en carga, una de las últimas novedades incorporadas en la Unidad de Diagnóstico por la Imagen de Creu Blanca”, matiza el Dr. Esta prueba ‘en carga’ se realiza soportando el peso del cuerpo, lo que a diferencia de un TAC normal permite valorar las estructuras óseas y articulares con esa carga, lo que muestra de forma más real la posición del pie y tobillo en condiciones normales, durante la marcha o la carrera.

Las principales causas de la artrosis de tobillo son el desgaste del cartílago de la articulación que se produce principalmente después de traumatismos. Pero existen otras causas que pueden originar artrosis de tobillo, como la inestabilidad de esta parte del cuerpo, la deformidad de este y ciertas enfermedades como la artritis reumatoide o la psoriasis.