Daimiel

Alrededor de 60 espectadores se dieron cita en la noche del viernes para presenciar el debut del Codaitrans-Clínica Dental Leal

El CB Daimiel Femenino comienza la liga con derrota

Buen ambiente en la Ampliación del Pabellón Municipal en el que fue también el primer partido de su entrenador, Pepe Jiménez. Pese a perder frente al Club Baloncesto Cuenca Femenino (40-54), las chicas plantaron cara a su rival en un partido igualado

La Comarca

03/11/2018

(Última actualización: 05/11/2018 11:23)

Imprimir

Este viernes dio comienzo un nueva temporada más para la sección femenina del Club Baloncesto Daimiel, este año bajo la nomenclatura de Codaitrans-Clínica Dental Leal, que militará en la Segunda División Femenina de Castilla-La Mancha. Y lo hacía con cambios importantes, pues la dirección técnica esta temporada corre a cargo de Pepe, en la que es su primera aventura en los banquillos del baloncesto femenino.

Noche en la que también hubo buenas noticias en la plantilla, pues Mari Carmen Granados volvía a disputar minutos en plenas condiciones y Nuria García volvía al club de su pueblo, tras varias temporadas jugando en equipos foráneos. Esto, sumado a los retoques que aportan las jugadoras Almudena y Virginia, fichadas esta temporada, dota al equipo de “una amplia plantilla con un buen fondo de armario”, como aseguró su míster.

En lo concerniente al partido, las chicas de Pepe Jiménez recibían la visita del vigente campeón de la categoría, el Club Baloncesto Cuenca Femenino. No fue esta circunstancia una traba para que las jugadoras daimieleñas saltaran a la cancha en busca de la victoria, y los alrededor de 60 espectadores que se desplazaron a la Ampliación del Pabellón Municipal pudieron presenciar un encuentro igualado y con una alta intensidad durante sus 40 minutos de juego.

Parido disputado, ya que se llegó al descanso con el resultado de 17-21, si bien un tercer cuarto muy acertado por parte de las conquenses desde el perímetro, hizo que el equipo visitante se distanciara lo suficiente como para terminar el partido con 54 puntos, frente a los 40 de las locales. Un resultado “que realmente no refleja el partido” y que a pesar de la derrota hace presagiar que “será una temporada bonita” para el baloncesto femenino, según apuntó Jiménez.