Daimiel

A través del taller gastronómico ‘Vamos a aviar’, 18 participantes se han puesto manos a la obra para aprender cómo se cocinaba un arroz con bacalao y las típicas rosquillas de boda manchega

La asociación folclórica Virgen de las Cruces de Daimiel rescata los sabores de antaño

Se trata de una actividad más dentro de esta asociación que no cesa en su labor etnográfica, de la mano de la asociación de vecinos de San Roque y su maestra cocinera Josefa Acosta. Al término, todos los participantes han saboreado el pote y han destacado “lo cercana e instructiva” que ha sido la iniciativa

La Comarca

03/11/2018

(Última actualización: 05/11/2018 11:22)

Imprimir

Durante la mañana del sábado, las cocinas de San Roque han vuelto a ser el lugar escogido para el desarrollo de un nuevo taller gastronómico, ‘Vamos a aviar’. Es la forma con la que la asociación folclórica Virgen de las Cruces sigue rescatando platos tradicionales y postres, algunas veces olvidados. 18 han sido los participantes que se han puesto manos a la obra para aprender cómo se cocinaba un arroz con bacalao y las típicas rosquillas de boda manchega. Como sorpresa, todos ellos también han preparado unas empanadillas dulces rellenas de mermelada, “muy típicas en la festividad de Todos Los Santos”, como apuntaron algunos participantes.

Ha sido una clase práctica de cocina muy participativa, en la que todos se han arremangado para ayudar en la preparación. Como es habitual, el taller ha sido dirigido por la maestra cocinera de la asociación de vecinos del barrio de San Roque, Josefa Acosta. Ella ha guiado a los aprendices en los diferentes pasos para la elaboración del arroz con bacalao: “primero se sofríen los pimientos secos, después se pocha la cebolla y el ajo, -señaló- para incorporar seguidamente las patatas, el majao y el tomate”.

Un sofrito al que hay que incorporar agua para que cueza la patata, el arroz y en los últimos 10 minutos, añadir el bacalao fresco “para que no se desmenuce demasiado”, especificó Acosta, quien, modestamente, afirmó que ella simplemente intenta hacerlo de la mejor forma posible para que todos participen y aprendan.

Entre los pinches, algunos con más o menos destreza como chefs, han destacado “lo cercana e instructiva” que ha sido esta iniciativa, que abarca a expertos o principiantes, “pero que, sobre todo, te enseña a valorar los productos de la tierra, además de recuperar la comida de antaño para generaciones venideras”, como puntualizó Sagrario Utrilla y Josefina Villegas. Para algunos ha sido la primera vez que participaban en este taller, como Isidro García, de raíces manchegas pero afincado en Madrid, quien ha confesado que le encanta aprender estos platos típicos que no hace nunca en casa.

Al término, todos los participantes han saboreado el “pote” realizado. Ellos mismos han comprobado de primera mano que la cocina tradicional, por muy sencillos que sean sus ingredientes, “no está reñida con el buen sabor”, como apuntó Jesús Márquez, secretario de la directiva de la asociación folclórica. De igual forma, el vicepresidente, Jesús Camacho, aludió al éxito de esta actividad solo con completar las plazas ofertadas, “es un taller que suscita mucho interés, -afirmó- además, al acabar el cocinado todos pueden llevarse a casa la receta y ponerla en práctica”. Por ello, uno de los próximos objetivos de la asociación organizadora es crear un recetario con las 12 ediciones y así ampliar la divulgación de estos platos.

Más actividades

Pero 'Vamos a aviar' no es la única actividad de la asociación. De hecho, en la actualidad ya se encuentra inmersa en la preparación del repertorio para la muestra de villancicos en la que anualmente participa la Escuela Local de Folclore. Próximamente, los días 9, 10 y 11 de noviembre, participarán en las jornadas regionales de folclore que este año se celebrarán en Villarrobledo. Y como anticipo, pero sin desvelar ningún detalle, Camacho también ha comentado que muy pronto se conocerán más detalles acerca del Baile de Ánimas, que ya cumple su cuarta edición en el Carnaval daimieleño.