Puertollano

La Audiencia Provincial considera que los hechos no han quedado demostrados

Absuelto el acusado de abusar sexualmente de su hijastra con síndrome de down en Puertollano

La Fiscalía pedía siete años y un mes de prisión además de 15.000 euros de indemnización por daño moral

La Comarca

01/11/2018

(Última actualización: 02/11/2018 12:49)

Imprimir

El hombre de 76 años acusado de abusar sexualmente de su hijastra con síndrome de down en Puertollano ha sido absuelto por la Audiencia Provincial de Ciudad Real. La justicia considera que no ha quedado demostrado que haya mantenido relaciones sexuales con penetración de forma permanente con la víctima, tal y como ha informado Castilla-La Mancha Media.

La Fiscalía de Ciudad Real pedía para F.L.S.A. siete años y un mes de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y las costas del proceso, por un presunto delito continuado de abuso sexual con penetración a J.M.C., hija de su pareja sentimental en el momento de los hechos, J.C.R., con la que residía hasta el año 2010 en Puertollano.

Además, solicitaba la prohibición de acercarse a distancia inferior a 200 metros a J.M.C., a su domicilio, lugar de trabajo, así como a cualquier otro lugar frecuentado por ésta o donde ésta se encuentre, y también comunicarse con ella por cualquier medio, directa o indirectamente por tiempo de ocho años y un mes. Por último, F.L.S.A. debería indemnizar a J.M.C. con la cantidad de 15.000 euros por daño moral.

Los hechos

El acusado, de 76 años, sin antecedentes penales y en fechas no determinadas, pero en todo caso con anterioridad a septiembre de 2010, en el domicilio familiar, “actuando con la intención de satisfacer sus libidinosos deseos y aprovechándose de su condición de pareja de su madre, de la relación de confianza y de la falta de madurez psicosexual de ésta para autodeterminarse en materia sexual debido a su enfermedad”, mantuvo relaciones sexuales con ella, llegando incluso a la penetración vaginal.

M.M.C., hermana de J.M.C. y actual tutora de la misma desde que se declaró la incapacidad total de la mujer, por sentencia de fecha 3 de septiembre de 2012 del Juzgado de Instancia e Instrucción n° 2 de Puertollano, denunció los hechos el día 15 septiembre de 2010, cuando como consecuencia de haberse ido a vivir con ella se enteró de lo sucedido.

El Juzgado de Instrucción n° 2 de Puertollano, mediante un Auto con fecha 16 de septiembre de 2010, acordó medidas de alejamiento consistentes en la prohibición de aproximarse el acusado a J.M.C., así como como a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro que frecuente a una distancia inferior a cien metros y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento.