Puertollano

Jornada de divulgación y conocimiento

Solidaridad en Puertollano con los que sufren hiperactividad y déficit de atención

Se ha leído un manifiesto y esta noche continuará con el encendido de color naranja del Museo Cristina García Rodero

La Comarca

26/10/2018

(Última actualización: 28/10/2018 14:40)

Imprimir

Puertollano se ha solidarizado con la personas que sufren hiperactividad y déficit de atención con la lectura de un manifiesto y esta noche continuará con el encendido de color naranja del Museo Cristina García Rodero.

La alcaldesa, Mayte Fernández, que participó en la lectura del manifiesto, considera que lo que lo importante de esta jornada es la divulgación y el conocimiento, porque en sus reivindicaciones también está la búsqueda de la comprensión del resto de la sociedad.

El Ayuntamiento de Puertollano tiene cedido un espacio a este colectivo en el Centro de Juventud para que la atención a las familias, a las que la alcaldesa pidió que si tienen algún hijo afectado se asocien, sean activistas en la causa, “que nos ayuden a comprender al resto de la sociedad en qué consiste ese trastorno y a las instituciones qué tareas tenemos pendientes para que sientan iguales e integrados”.

Una jornada en la que se ha focalizado en los adultos que sufren este trastorno, que no fueron tratados en la infancia, que encajan en la sociedad como uno más y que tienen que aportar mucho en el aspecto luchador y creativo, afirmó Julio León, Asociación Manchega de Hiperactividad y Déficit de Atención (Amhida), pero que padecen problemas de pareja, habilidades sociales, adicciones, deudas, todo lo que supone una irreflexión

Un colectivo que mantiene su número de asociados pero crece de forma progresivamente como consecuencia de los diagnósticos entre niños que es el punto de partida para que surja la inquietud tras la primera angustia de los padres.

El manfiesto

Un manifiesto en el que se ha reivindicado la falta de profesionales públicos con conocimiento y conciencia sobre el TDA y la carencia de reconocimiento de la Sanidad de la persistencia y cronicidad del TDAH que continúa en la edad adulta.

Además han advertido de la limitación en el acceso a la financiación pública de alguno de los medicamentos indicados en las guías de la práctica clínica del trastorno reconocidas a nivel internacional, así como en el acceso a puestos de trabajo a pesar de que las diferencias cerebrales propias del trastorno traen consigo fortalezas y habilidades únicas que pueden ser de gran beneficio en el lugar de trabajo si se las reconoce y utiliza, como se recoge en el manifiesto de este año de ADHD EUROPE.