Nacional

15 septiembre – Día Europeo de la Salud Prostática

Creu Blanca, a la cabeza en innovación contra el cáncer de próstata

Incorpora el robot ARTEMIS, primero y único en España para hacer biopsias de próstata por fusión Eco-RMN

Los tumores más diagnosticados en varones en España en 2017 fueron los de próstata, con un total de 30.076 casos

La Comarca

14/09/2018

(Última actualización: 15/09/2018 08:13)

Imprimir

En el marco de la celebración del ‘Día Europeo de la Salud Prostática’, Creu Blanca, grupo de centros médicos especializados en prevención, diagnóstico y tratamiento de la salud, recuerda la importancia de realizar revisiones a partir de los 50 años y señala que las mejoras en el diagnóstico precoz son clave para la supervivencia de los pacientes con este tipo da cáncer.

Creu Blanca se posiciona pionera en avances en la lucha contra el cáncer de próstata que, según el informe ‘Las Cifras del Cáncer en España 2018’ publicado por la Sociedad Española de Oncología Médica, si fragmentamos la incidencia de los distintos tumores por sexo, se estima que los tumores más frecuentemente diagnosticados en varones en España en 2017 fueron los de próstata, con un total de 30.076 casos. Por otra parte, el cáncer de próstata supone la tercera tasa de muerte en varones europeos (10,3/100.000).

En esta línea, Creu Blanca ha incorporado a sus servicios el robot ARTEMIS, único y primer sistema robótico en España para hacer biopsias de próstata por fusión. “En Creu Blanca hemos querido avanzar en la precisión del diagnóstico inicial y posterior seguimiento del cáncer de próstata”, señala la Dra. Violeta Catalá, Responsable de la Unidad de Uro-Radiología de Creu Blanca.

El robot ARTEMIS se compone de dos partes: por una parte, un ecógrafo especializado que fusiona en tiempo real las imágenes de ecografía con las de resonancia magnética, y por otra un brazo robótico que permite llegar con precisión milimétrica al foco de la lesión.

Las limitaciones de una biopsia prostática “convencional”

Hasta hace poco tiempo las herramientas principales para la detección del cáncer de próstata eran el tacto rectal y un análisis de sangre con marcadores tumorales, conocido como PSA. Sin embargo, este tipo de pruebas tienen claras limitaciones dado que el tacto rectal es poco sensible y omite la detección de un alto porcentaje de tumores y el valor del PSA es poco específico: puede resultar normal en tumores agresivos y elevado en patologías de próstata normales.

En el marco de la biopsia prostática “convencional”, si tras estas primeras exploraciones, el urólogo sospecha de la presencia de un tumor, indica la realización de una biopsia “a ciegas”, es decir, sin tener el tumor localizado. Dicha falta de localización conlleva una serie de problemas. Dado que el tejido extraído durante la biopsia puede no ser de la zona donde se encuentra el tumor, el porcentaje de falsos negativos para la biopsia “convencional” puede llegar a ser de un 30%. Por este motivo si persiste la sospecha de carcinoma (por ejemplo, por persistencia de un PSA elevado), será necesaria la repetición de la biopsia aumentando el riesgo de infecciones y sangrado, así como las molestias para el paciente.

Ventajas de la biopsia prostática robótica por fusión Eco-RMN

La incorporación de la robótica de última generación en el diagnóstico del cáncer de próstata nos permite ser precisos tanto en la localización del tumor como en la realización de la biopsia. De esta manera aumentamos el porcentaje de detección del tumor, disminuimos la necesidad de repetición del procedimiento y por tanto reducimos el riesgo de complicaciones y molestias que pueden afectar la calidad de vida del paciente.

Para conseguir un diagnóstico definitivo en una sola intervención esta técnica fusiona las imágenes de resonancia magnética (donde se visualiza la lesión sospechosa de tumor) con las de la ecografía al momento de realizar la biopsia. Tras escanear la zona, el brazo robótico, dirigido por un especialista altamente cualificado, extrae material del tejido sospechoso. Gracias al software avanzado de ARTEMIS, toda la intervención queda registrada para referencia futura, planificación del tratamiento y posterior seguimiento.

Como único sistema robótico en España, ARTEMIS se puede configurar tanto para biopsias realizadas por el recto como por la zona transperineal. Este aspecto es clave ya que permite elegir la mejor vía de acceso según donde esté localizada la zona sospechosa de tumor. En los Centros Creu Blanca estos procedimientos se efectúan en quirófanos bajo la supervisión de un equipo interdisciplinario conformado por un urólogo, un uro-radiólogo y el equipo de anestesia.