Región

Según informan en nota de prensa

Vecinos de Almendros piden información al portal de transparencia de Diputación y Confederación del Guadiana sobre el proyecto de macrogranjas

Por Ley, en menos de un mes los peticionarios tendrán que recibir la información que hasta ahora no han obtenido del Ayuntamiento

La Comarca

06/09/2018

(Última actualización: 07/09/2018 13:21)

Imprimir

Los vecinos de Almendros contrarios a la instalación de una macrogranja en este municipio conquense solicitaron ayer a través de los portales de Transparencia de la Diputación de Cuenca y del Gobierno central, información acerca de los expedientes municipales que pretenden dar vía libre a una granja de cerdos experimental, ya en obras, así como a la polémica macrogranja de 80.000 cerdos año, cuya instalación está ya recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia.

Al amparo de la Ley 19/2013 de 9 de diciembre de Transparencia y Acceso la Información Pública, la asociación que agrupa a los vecinos ADERA quiere vencer la dificultad de información y el silencio político y administrativo de este municipio de apenas 230 habitantes censados. Desde que se proyectó la polémica instalación, su alcalde, el popular Acisclo Jiménez, no ha hecho ninguna manifestación pública al respecto.

La solicitud de información tiene como novedad en que por primera vez la Asociación ha puesto el foco en la obra ya en marcha de una segunda granja, ésta de menores dimensiones y al parecer de carácter investigador.

Los promotores de esta granja son los mismos, en parte, que los interesados en instalar la polémica macrogranja que, según los recurrentes, está proyectada bajo la sombra de múltiples anomalías que tendrán que ventilar los tribunales.

Si hasta la fecha era una de las dos explotaciones la que estaba en el foco de la protesta, la gran explotación de cerdos con incineradora incorporada, los vecinos quieren ahora conocer cómo ha sido la tramitación de la primera granja en la actualidad en estado de Ejecución.

Además de las consideraciones ambientales y un conjunto de anomalías que denuncia ADERA, relativas a acuíferos, tomas de agua en zonas declaradas sensibles por la propia Confederación Hidrográfica del Guadiana, la curiosa coincidencia de que ambas granjas se asienten sobre antiguas fincas supuestamente vendidas o permutadas por el alcalde silente ha producido un cierto malestar en esta pequeña población.

De hecho hoy, en la víspera de las fiestas patronales, la entrada al municipio ha amanecido llena de pancartas que, aunque no utilizan expresiones ofensivas, son manifiestamente contrarias a la instalación de la granja.

Del mismo modo, ayer apareció publicado en papel y en formato digital, el primer boletín informativo de la Asociación que incluye múltiples contenidos locales y una contundente carta abierta al alcalde.