Opinión

Artículo en el Día Internacional de la Juventud-Jóvenes CCOO Ciudad Real

Las condiciones laborales de las personas jóvenes han empeorado una década después del inicio de la crisis

Víctor Arias Sánchez

12/08/2018

(Última actualización: 13/08/2018 09:35)

Imprimir

Con ocasión del Día Internacional de la Juventud, que se celebra el domingo 12 de agosto, Jóvenes CCOO de Ciudad Real denuncia el empeoramiento de las condiciones laborales de las personas jóvenes una década después del inicio de la crisis. Asimismo, llama la atención sobre la proliferación de empleos basura ligados a plataformas digitales como Deliveroo, Glovo o Uber Eats y a otras empresas ancladas en situaciones de fraude, abusos y explotación que impiden a las personas jóvenes construir proyectos de vida a medio y largo plazo.

Hoy tienen un empleo 2.278.600 jóvenes de entre 16 y 29 años menos que en el segundo trimestre de 2007, poco antes del inicio de la crisis, según el Instituto Nacional de Estadística. En esa misma franja de edad, el 27% de las personas que trabaja lo hace a tiempo parcial, frente al 15% de hace algo más de una década; de hecho, mientras actualmente hay 398.400 jóvenes con una jornada parcial no deseada pero aceptada ante la imposibilidad de conseguir un trabajo a jornada completa, en 2007 quienes se hallaban en estas circunstancias eran solo 276.300. La temporalidad juvenil sigue en cotas escandalosas, en torno al 56%, y el salario medio anual de los menores de 25 años no supera –según la Agencia Tributaria- los 6.113 euros (18.835 euros es el salario medio total). Concretamente los datos del paro juvenil en Castilla La Mancha alcanza cifras tan elevadas del 42,1% en los tramos de edad de 25-44 años. Además, en la provincia de Ciudad Real la tasa de paro llega a niveles tan elevados del 56%, siendo nuestra provincia la que más paro juvenil ostenta de toda Castilla La Mancha.

Estas cifras, sumadas al abuso –en muchas ocasiones fraudulento- de las prácticas no laborales, al empleo sumergido, al fraude en la contratación, al paro -que aún afecta al 26% de la juventud menor de 30 años- o al riesgo de pobreza o exclusión social (34,8%, según la Encuesta de Condiciones de Vida, lo que convierte a este grupo de edad en el más vulnerable), reflejan -a juicio de Jóvenes CCOO- una precariedad inaceptable que lejos de mitigarse sigue golpeando en su día a día a la inmensa mayoría de las personas jóvenes, que se ven de este modo incapacitadas para planificar y desarrollar proyectos de vida a medio y largo plazo. Esta circunstancia se evidencia también en el descenso de la tasa de emancipación juvenil: en la actualidad, según Eurostat, la edad media de emancipación se sitúa en los 29,3 años, frente a los 28,4 de 2007 y a los 23,7 de Alemania.

Plataformas digitales y empleo basura

A esta realidad ha venido a sumarse en los últimos tiempos la multiplicación de empleos basura y la estafa de la economía colaborativa que no es más que capitalismo salvaje que niegan a las y los trabajadores incluso su propia condición de asalariados y los derechos laborales asociados. Aunque el fenómeno no es nuevo, su expansión más reciente –muy rápida y con personas jóvenes como víctimas recurrentes- se está dando en actividades de reparto a través de plataformas digitales como Deliveroo, Glovo o Uber Eats, que obligan a quienes dependen de ellas a actuar como falsos autónomos en unas condiciones de absoluta explotación. Aunque las denuncias de repartidores y sindicatos están llevando a la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social a actuar, en opinión de Jóvenes CCOO resulta imprescindible que quienes trabajan en estos centros de trabajo la única solución de cambiar sus condiciones laborales es organizarse sindicalmente contra la explotación laboral.

Asimismo, Jóvenes CCOO llama un año más a perseguir eficazmente la temporalidad injustificada y el fraude en el tiempo parcial y en el trabajo autónomo, y a que el Gobierno –con el consenso de los agentes sociales- evalúe y replantee de un modo integral la Garantía Juvenil, una iniciativa hasta ahora fracasada. En paralelo a lo anterior, se debe incrementar la oferta de plazas de Formación Profesional y acabar con el modelo de FP Dual, además de garantizar el acceso a la enseñanza universitaria a través de una fuerte reducción de tasas y de la articulación de un potente sistema de becas orientado a que la falta de recursos en ningún caso constituya una dificultad añadida para llegar a las aulas.

Otra de las medidas que exigimos es acabar con las prácticas laborales gratuitas y convertirlas en contratos laborales dignos y con derechos, no vamos a permitir que las y los jóvenes trabajemos gratis para la patronal y el empresariado.

Por último, las ayudas a la emancipación y el desarrollo de parques públicos de vivienda en alquiler son medidas que, sumadas a todas las anteriores, facilitarían que las personas jóvenes pudieran planificar sus propios proyectos de vida en unas condiciones dignas y adecuadas.

Desde Jóvenes CCOO de Ciudad Real somos conscientes que todas estas medidas ayudarían a tener unas mejores condiciones de vida a la juventud trabajadora, pero también sabemos que los derechos y las conquistas sociales no vienen caídos del cielo. Entendemos que la única manera de conseguir nuestros derechos como trabajadores y trabajadoras es a través de la organización y la lucha, y eso pasa por la unificación de todas las luchas de las y los trabajadores del estado español. Por eso hacemos un llamamiento a la unidad de toda la clase obrera y a la organización de esta en el sindicato de referencia de clase como es COMISIONES OBRERAS.

Víctor Arias Sánchez, coordinador de jóvenes CCOO en Ciudad Real