Puertollano

Imágenes del ayer

Trenillo de la Calzada, orfanato de Puertollano y chalet de los Alcántaras, recuerdos de nuestro pasado

Al narrar el ocaso del Trenillo de la Calzada, el historiador Delgado Bedmar se detiene en dos edificios que ya forman parte de la historia reciente de Puertollano, aprovechando que en la fotografía se les puede ver en la distancia: el conocido popularmente como “Orfanato de Puertollano” y el “Chalet de los Alcántaras”

José Domingo Delgado Bedmar

12/08/2018

(Última actualización: 13/08/2018 09:35)

Imprimir

Cuando se construyó el tren de vía estrecha de Valdepeñas hacía cuatro décadas que funcionaba la línea férrea Madrid-Badajoz. Al plantearse la estación de término en Puertollano se consideró como lugar idóneo una zona llana en las inmediaciones de la fachada este de la ermita de la Virgen de Gracia: un sitio muy cercano al núcleo urbano y en el que no había necesidad de salvar la carretera de entrada a la ciudad.

En la fotografía, tomada el 6 de noviembre de 1960 que aparece en el libro “José Rueda. Un fotógrafo de prensa en Puertollano”, podemos ver que el tren está a menos de cien metros de su estación de destino. Esta estación se abandonó al cerrar la línea, pero su buena ubicación hizo que sobre su solar se instalaran con el tiempo las antenas de transmisiones de la Guardia Civil. Al otro lado de la vía ancha podemos apreciar otra zona del pueblo en la que destacan la silueta de dos edificios: en primer lugar el Hogar Infantil Nuestra Señora de Gracia, creado para remediar en lo posible los numerosos dramas de niños sin hogar o huérfanos que había en el pueblo, que había sido inaugurado el 19 de marzo de 1953.

A continuación, pasada ya la carretera de Almodóvar, en la actual plaza de La Mancha, podemos apreciar el frontón triangular oculado y las torres de uno de los edificios más bonitos que nunca hubo en Puertollano: el llamado chalet de los Alcántaras, construido en 1918 por iniciativa de Don José Alcántara Palacios. Palacete de estilo inglés, tenía una fachada con un cuerpo central rematado por un frontón con un óculo en el centro y torres poligonales en los extremos, todo ello decorado con exquisito gusto. Destruido recientemente en casi su totalidad para construir en parte de su solar, queda todavía en pie algo de la torre sur y algunos fragmentos más.