Puertollano

Cortes en las carreteras CR-504 y CR-5032 como medidas preventivas

Este mediodía se vuela la torre de Elcogas en Puertollano

La gran mole industrial de 120 metros de alto, con 80 metros de base y sustentada por 58 pilares, volará por los aires en pocos segundos y desaparecerá para siempre del horizonte de Puertollano

La Comarca

28/06/2018

(Última actualización: 29/06/2018 11:01)

Imprimir

Elcogas cerró sus puertas en los inicios del 2016 y uno de sus restos industriales más visibles, la imponente torre de refrigeración, será volada este jueves a las 14 horas, como ya ocurriera con la de la central térmica de Enel, demolida el 27 de noviembre de 2015, entre tantos otros vestigios del pasado reciente de Puertollano como faro industrial de La Mancha.

Este meiodía la gran mole industrial de 120 metros de alto, con 80 metros de base y sustentada por 58 pilares, será objeto de una voladura controlada que la destruirá por completo en pocos segundos. Por ese motivo, entre las 13 y las 15 horas se establecerá un perímetro de seguridad, de 1.200 metros alrededor de la Central GICC, dentro del que únicamente podrán estar personas autorizadas por la Dirección Facultativa de la empresa y por las Fuerzas de Seguridad.

Cortes de carreteras y caminos

A tal efecto, a partir de las 13 horas se procederá al corte de la carretera CR-504 en los puntos kilométricos 27,9 y 23,0, y la carretera CR-5032 en el km. 3,0, que estarán oportunamente señalizados. Asimismo estará cortado el acceso a los caminos y sendas que transcurren por el interior de la zona de seguridad, y en las inmediaciones de la misma.

Desde la empresa ruegan la colaboración ciudadana para que esta actuación del desmantelamiento de la Central GICC se desarrolle dentro de la normalidad.

Ence ocupa su lugar

El pasado año ENCE y Elcogás llegaban a un acuerdo para la compra del emplazamiento de su planta GICC en Puertollano donde ENCE instalará una planta de 50 MW ya que en su entorno hay abundante biomasa y la posibilidad de contar con un suministro estable de combustible a un coste competitivo. La planta consumirá fundamentalmente sarmiento y orujillo, así como residuos forestales locales, lo que contribuirá al aprovechamiento sostenible de estos recursos renovables y una importante generación de empleo rural.

ENCE prevé llevar a cabo en esta central una inversión de 115 millones de euros y se estima que aportará un EBITDA anual de 13 millones euros. La entrada en operación comercial está prevista para el segundo semestre de 2019 y se unirá, así, a la planta de biomasa que ENCE construye actualmente en Huelva.