Nacional

Por parte de una banda terrorista que pretendía volar un edificio

Los futuros enfermeros de Urgencias y Emergencias se enfrentan a un simulacro de secuestro de rehenes

Han participado cerca de 300 profesionales, fuerzas antiterroristas de élite, unidades caninas del Ejército, 20 vehículos de emergencias sanitarias (USVA/USVB), bomberos y 2 hospitales de campaña

Una persecución policial desemboca en un atropello de peatones y personas que esperan en la parada de un autobús. Los ocupantes del vehículo, un comando terrorista radicalizado, se refugian con rehenes en un edificio próximo. Están provistos de explosivos y disparando a sanitarios y a policías desde una terraza con la amenaza de volar el edificio y acabar con los prisioneros si se produce un asalto

A esta situación, que podría tener lugar cualquier día en España -nos encontramos en el nivel 4 de alerta terrorista-, se han enfrentado los futuros enfermeros expertos en Urgencias y Emergencias en un simulacro. Es la prueba final para obtener el título que les permita formar parte de los servicios de urgencias, emergencias y rescate de todo el país

Para conseguir condiciones similares a la realidad, los participantes desconocían los detalles del simulacro. Además, profesionales de cine han diseñado los efectos especiales y el maquillaje de las víctimas para provocar una situación de auténtico pánico: explosiones, humo intenso, heridas muy graves, sangre… todo con un gran realismo

Equipos de élite de la Guardia Civil, unidades caninas expertas en la búsqueda de explosivos y decenas de profesionales de Protección Civil, SAMUR, SEAPA y SAMER se enfrentan a esta situación junto a los alumnos, como parte de su entrenamiento rutinario para afrontar un atentado real

La Comarca

13/06/2018

(Última actualización: 14/06/2018 06:58)

Imprimir

Este miércoles, un comando terrorista radicalizado ha atropellado a peatones inocentes en su huida de las Fuerzas del Orden, uno de sus miembros ha disparado sobre los sanitarios que atendían a los heridos y con el resto de sus compañeros se ha atrincherado con rehenes en un edificio cercano hasta que los efectivos de la Guardia Civil - Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) y Grupos de Acción Rápida (GAR), cuerpos de elite de la Benemérita- han asaltado el edificio para acabar con los terroristas además de evacuar a los heridos de su interior en tiempo récord. Este escenario ha sido al que se han enfrentado tanto los efectivos de Protección Civil y Guardia Civil y otros cuerpos sanitarios como SAMUR, SAMER, SEAPA o Ambulancias Transmédica junto con los alumnos integrados en sus equipos que se preparan para trabajar en el campo de las Urgencias y Emergencias en un simulacro considerado como de los más exigentes de toda España y que cada año organiza la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud con la colaboración del Consejo General de Enfermería.

La acción terrorista a la que se han enfrentado cerca de 300 profesionales implica la atención urgente a las decenas de heridos por el atropello, los que reciben impactos de bala y heridas de todo tipo que han sido recreadas con máximo realismo por parte de especialistas en efectos especiales. El ejercicio que compone esta prueba final del curso persigue que los alumnos salven el mayor número de vidas posibles y consigan clasificar a los heridos para su evacuación a los hospitales. En este caso, han sido víctimas del fuego de los terroristas mientras atendían a las víctimas del atropello inicial.

“Los enfermeros han tenido que clasificar y asistir a más de 50 víctimas de distinta consideración: desde heridos muy graves, por herida de bala y politraumatismos a otros con heridas que revestían menos gravedad. En este ejercicio, los profesionales deben superar el caos reinante y dar respuesta en tiempo récord en una situación de máximo estrés. Resulta crucial detectar los heridos críticos y evacuarlos cuanto antes. Ha sido una recreación de una situación que podría producirse mañana mismo en cualquier país de Europa y tanto sanitarios como Policía y Guardia Civil deben estar preparados para actuar”, explica José María García de Buen que coordina el simulacro junto a Emilio José Muñoz Hermosa, también profesor de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud.

Por su parte, Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería y directora de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud, asegura que “España cuenta con unos de los mejores servicios de Urgencias y Emergencias del Mundo que, por desgracia, se han tenido que enfrentarse a la barbarie terrorista en más de una ocasión. Sabemos que situaciones como la recreada hoy pueden ocurrir en cualquier momento y este tipo de ejercicios ayudan a coordinar la acción y estudiar qué puede fallar. Así, cuando haya que enfrentarse a la dura realidad, la diferencia entre que muchas víctimas vivan o mueran es proporcional a la formación y el entrenamiento de los profesionales”.

Título de Experto en Emergencias

Este simulacro es parte del examen final de los alumnos del título de Experto Universitario en Urgencias y Emergencias de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud, centro de posgrado universitario. Este título es considerado el mejor de España por los servicios de emergencias del Sistema Nacional de Salud y uno de los mejores de Europa y del mundo por las instituciones sanitarias internacionales. El simulacro de hoy no sería posible sin la inestimable colaboración la Escuela Nacional de Protección Civil, de las fuerzas de seguridad de Guardia Civil y el Centro Militar Canino y los servicios de Protección Civil de Boadilla del Monte, Moralzarzal y Galapagar, SEAPA, SAMER, Ambulancias Transmédica, Desguaces La Torre y Autobuses Grupo Avanza.