Región

Y la recuperación del empleo destruido

CCOO, UGT y CSIF se movilizan en Toledo para exigir mejoras retributivas y laborales en la Administración General del Estado

Unas 200 personas, delegadas y delegados de los tres sindicatos, se concentran ante la delegación del Gobierno en CLM, donde la AGE emplea a unas 6.000 personas

Reclaman un salario mínimo de 1.200 euros y la recuperación de los 30.000 empleos perdidos desde 2010, mil de ellos en CLM

La Comarca

11/06/2018

(Última actualización: 11/06/2018 20:13)

Imprimir

Unas 200 personas, representantes sindicales de las empleadas públicas y los empleados públicos de la Administración General del Estado en CLM, se han concentrado esta mañana ante la Delegación del Gobierno en Toledo convocados por CCOO, UGT y CSIF para reclamar mejoras retributivas, más empleo público y la recuperación de sus derechos.

Los sindicatos denuncian que la AGE “ha sido castigada de manera especial durante los últimos años por el Gobierno para cumplir los parámetros de contención del gasto, tanto en la reposición de efectivos como en las condiciones retributivas del personal; así como por los recortes efectuados con la excusa de la crisis.”

“Esto ha provocado un grave deterioro de los servicios públicos, que es necesario atajar porque son imprescindibles para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía”, explicó José Manuel Vera, responsable de del Sector de Administración del Estado de la FSC-CCOO, que acudió a la concentración de Toledo.

En CLM, la AGE emplea en la actualidad a unas 6.000 personas, incluyendo funcionario y laborales; una cifra que no ha dejado de menguar desde 2010, cuando eran 7.000. A nivel estatal, se han destruido unos 30.000 puestos de trabajo en la AGE.

A la pérdida de empleos, con la consiguiente degradación de la calidad de los servicios que se prestan a la ciudadanía, se añade la pérdida de poder adquisitivo acumulada por el personal de la AGE en la última década, que los sindicatos cifran en un 14%.

Para revertir estos recortes, CCOO emprendió hace más de un año una campaña sindical con el lema “Recuperar lo arrebatado”. Y el pasado 21 de mayo, CCOO, UGT y CSIF en la AGE iniciaron una campaña conjunta movilizaciones, con concentraciones en Albacete y Melilla; que se siguen extendiendo por el resto del país. Los sindicatos avisan de que sí no logran sus objetivos, convocarán paros parciales e incluso huelga en la Administración General del Estado.

Los sindicatos piden al nuevo Gobierno el desarrollo del II Acuerdo para la mejora del empleo público, firmado el pasado de 9 de marzo con el anterior ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

“Las nuevas ministras de Hacienda, María Jesús Montero, Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, tienen que asumir y profundizar el Acuerdo con la apertura de los ámbitos de negociación establecidos en el pacto para lograr avanzar en tres ejes: empleo, derechos (restablecimiento del 100% de las retribuciones en situación de incapacidad temporal y la recuperación del carácter máximo de la jornada de 37,5 horas) y salario”, explica Jesús Calvo, coordinador del SAE de FSC-CCOO en Castilla-La Mancha.

CCOO, UGT y CSIF quieren “no sólo frenar la sangría de empleos, sino empezar a recuperar los destruidos”. Reclaman también “un salario digno y justo para todo el personal de la AGE, donde hay colectivos que no llegan a los mil euros netos al mes”. Los sindicatos exigen que el salario mínimo en la AGE llegue a los 1.200 euros, además de homologar las condiciones retributivas del personal laboral y el personal funcionario.

Para paliar las pérdidas de poder adquisitivo, reclaman un incremento lineal de 200 euros y una dotación presupuestaria de 100 euros más para el establecimiento de la carrera profesional para todas las empleadas públicas y todos los empleados públicos de la Administración del Estado.

Los sindicatos también reclaman el desarrollo y aplicación de la jubilación parcial en el ámbito de la AGE; así como el desbloqueo del IV Convenio Único del personal laboral, “que lleva más de dos años sin avances significativos, y el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público, estableciendo, entre otras cuestiones, el derecho a la carrera profesional o la adaptación de la clasificación profesional al actual sistema de titulaciones.

Museos estatales

Por su parte, la coordinadora del SAE de la FSC-CCOO en Toledo, Carmela Jiménez, ha pedido al nuevo ministro de Cultura, Maxim Huerta, “que retome de inmediato las conversaciones previstas con el anterior Gobierno para resolver la problemática situación laboral de los museos estatales; que, en el caso de los dos de Toledo, el Greco y el Sefardí, lleva enquistada desde hace ocho años”.