Región

En su primera entrevista como ministra, Teresa Ribera ha mostrado su preocupación por esta problemática

La preocupación por la ganadería industrial llega al Ministerio de Transición Ecológica

Castilla-La Mancha es una de las regiones que mayor resistencia vecinal está ofreciendo a estas instalaciones industriales

La Comarca

11/06/2018

(Última actualización: 11/06/2018 20:09)

Imprimir

La movilización de vecinos y vecinas en Castilla-La Mancha y el resto del Estado contra la avalancha de proyectos de explotaciones ganaderas industriales va dando sus frutos. El pasado viernes, la nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, mostró en una entrevista en el programa televisivo Al Rojo vivo su sensibilidad sobre este tema.

La ministra, al ser preguntada por la tauromaquia, abordó también la problemática de la ganadería industrial debido a “los debates sociales” que está conllevando “la instalación de macrogranjas”, no sólo por “los problemas medioambientales, también en términos de bienestar animal”.

Otro aspecto que recalcó como elemento de reflexión en torno a la ganadería intensiva es la “alimentación”, se preguntaba Teresa Ribera “¿qué es lo que comemos?, ¿cuál es el peso de los productos derivados de la carne”, señalando que “son cuestiones que merecen la atención de las instituciones”.

De esta forma, la nueva Ministra se hace así eco de las movilizaciones que hay en todo el Estado, como la reciente manifestación del día 31 de mayo en Talavera de la Reina, donde la plataforma CLM Stop Macrogranjas reunió a más de 500 personas en torno a la petición de una Moratoria a las autorizaciones ambientales por parte de la Junta de Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha es una de las regiones más afectadas y en la que más movimientos vecinales han surgido en el último año; también en Castilla-La Mancha, concretamente en Minglanilla, tuvo lugar el II Encuentro contra la ganadería industrial, con presencia de más de treinta plataformas y organizaciones.

Nuestra región suma actualmente 1509 registros ganaderos de porcino, incluidos los mataderos y centros de experimentación, a éstos se añaden alrededor de 100 solicitudes en el último año y medio desde que la JCCM pasó a considerar el sector ganadero intensivo como sector estratégico.

Desde CLM Stop Macrogranjas se exige una Moratoria que sirva para realizar una planificación estratégica de esta actividad dado que su incremento descontrolado tiene un impacto acumulado sobre los acuíferos ya sobreexplotados de la región, impacto que no está siendo valorado en las evaluaciones ambientales de cada proyecto.