Puertollano

Intentan localizar a 28 familias, siete de ellas de la provincia de Ciudad Real

Puertollano: Familiares de Represaliados en Valdenoceda continúan buscando a descendientes de Mariano (o Maximiliano) Rosa Sánchez

Un hombre natural de Puertollano que falleció en este penal burgalés a comienzos de 1942, hace ahora 74 años

Si alguien tiene alguna noticia de la familia Rosa Rodríguez pueden ponerse en contacto con el colectivo en el mail valdenoceda.exhumacion@gmail.com, o a través de su página web

La Comarca

03/06/2018

(Última actualización: 04/06/2018 21:51)

Imprimir

La Agrupación de Familiares y Amigos de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) continúa buscando a los descendientes de Mariano (o Maximiliano) Rosa Sánchez, un hombre natural de Puertollano que fue detenido y sometido a un juicio sin ninguna garantía. Mariano fue además, según informan en la página web del colectivo, condenado y trasladado a Valdenoceda, una prisión emplazada en el norte de la provincia de Burgos. Estaba casado con Adela Rodríguez Canal, por lo que los hijos del matrimonio (al menos un hijo y dos hijas) se apellidarían Rosa Rodríguez. Falleció en el penal de Valdenoceda a comienzos de 1942, hace ahora 75 años.

Seis familias más en la provincia

El colectivo, ha actualizado su listado de búsqueda de familiares en el mes de mayo, y además de este puertollanense intentan localizar a otras seis familias de represaliados procedentes de la provincia de Ciudad Real. Así, se busca a familiares de Mamerto Redondo Muñoz, de Fuencaliente, que murió el 9 de agosto de 1941. Estaba casado con Ana María Mata Duque, y dejó dos hijos y dos hijas que se apellidarían Redondo Mata.

En Villamayor de Calatrava se intenta localizar a los familiares de Alejandro Sánchez Jara, que murió el 9 de abril de 1941. Estaba casado con Agustina Ureña Rodríguez, y dejó dos hijos y cuatro hijas que se apellidarían Sánchez Ureña.

Ya en la localidad de Manzanares, se busca a Antonio Bailón Cuadrado, que estaba casado. En este caso sus restos tienen, tras todos los análisis preceptivos, identificación osteológica, por lo que reposan, con su número de identificación correspondiente y en caja individual, en el panteón que la asociación construyó en Valdenoceda.

Además, y procedente de Gargantiel, el colectivo hace un llamamiento a los familiares de Lorenzo Castillo Martín, que murió el 22 de junio de 1941. Estaba casado, aunque no se conocen los datos de su mujer ni de sus hijos. Era hijo de Valentina y Cipriano.

En Almagro, se busca a Antonio Contreras Parras, que murió el 23 de enero de 1942. Era soltero y no consta ningún dato más.

Finalmente en la provincia, concretamente en Anchuras, se intenta localizar a Ciriaco García Gómez, que murió el 27 de agosto de 1941. Estaba casado con Amable Castro y dejó tres hijos y una hija cuyos apellidos serían García Castro.

Veintiuna familias en el resto de España

Finalmente, en el resto del país se buscan a otras veintiuna familias, que en concreto son las siguientes:

- Esteban Arrojo García, de Hervás (Cáceres), vecino de Cáceres. Murió el 11 de noviembre de 1938. Era soltero, e hijo de Jerónimo y Paula.

- Domingo Calvente Carrasco, de Benalauria, Málaga. Murió en la cárcel de Valdenoceda el 8 de noviembre de 1938. Se da la circunstancia de que Domingo es el primer muerto de la prisión de Valdenoceda y los investigadores creen que pudo ser enterrado en el cementerio viejo de la localidad. Su cuerpo, por esta circunstancia, no podrá ser recuperado, pero al menos la familia puede tener un lugar para velar los restos de su ancestro si lo desea.

- Juan Miguel Carricondo Pardo, de Oria (Almería), vecino de Chirivel (Almería). Estaba casado con Gregoria Carricondo Pardo. Era hijo de Miguel Carricondo. Detenido el 13 de noviembre de 1939, preso en Guadix (Granada) y trasladado a la prisión de Valdenoceda, donde murió el 26 de diciembre de 1941.

- Salvador Castro Hernández, de Madrid. Murió el 16 de septiembre de 1941. Estaba casado, y no se disponen de más datos.

- Bonifacio García Alcalde, de Roa de Duero, Burgos. Murió el 29 de octubre de 1941. Era soltero.

- Francisco García González, de Motril, Granada. Murió el 28 de octubre de 1942. Era viudo, aunque no cuentan con datos ni de su mujer ni de sus hijos. Era hijo de Diego García y de Francisca González.

- Juan García Sabaté, de Roquetes, Tarragona. Era hijo de Juan García y Pilar Sabaté. Estaba casado, aunque no cuentan con datos de su mujer ni de sus hijos. Murió en Valdenoceda el 18 de noviembre de 1938, y compartió prisión con él su primo carnal llamado Juan Montesino García.

- Francisco García Vinolfo, Francisco, de Granada. Murió en la cárcel de Valdenoceda el 19 de julio de 1941. Era soltero, hijo de Manuel García y Angustias Vinolfo. De profesión, dependiente.

- Vicente Garí Simó, de Burriana, Castellón. Era soltero, hijo de Manuel Garí y Dolores Simó. Murió en la prisión de Valdenoceda el 20 de mayo de 1942.

- Valentín Legarda Arbe, de Santurde (Álava), residente en la Merindad de Sotoscueva (Burgos). Murió el 10 de diciembre de 1939. Estaba casado y no tenía hijos. Sus parientes más cercanos han podido emigrar al País Vasco.

- Isidoro Martín Iglesias, de San Martín de Humada (Burgos), vecino de Barruelo (Palencia). Murió el 12 de mayo de 1939, dejó cuatro hijos, pero se desconocen los apellidos de la esposa.

- Manuel Martínez Pulido, de Cazorla (Jaén). Murió el 3 de mayo de 1942, y estaba casado. Era hijo de Francisco y Quiteria.

- Crescencio Martínez Rodríguez, de Celadilla – Sotobrin (Burgos), vecino de Cogollos (Burgos). Murió el 17 de enero de 1939, y estaba casado con Victoria Saiz. Dejó un hijo que se apellidaría Martínez Sáiz.

- Sebastián Martínez Tomas, Madrid. Murió el 10 de julio de 1942 y estaba casado.

- Jesús Muñoz Ruiz, de Albacete. Murió en la cárcel de Valdenoceda el 12 de febrero de 1939. En el momento de su muerte estaba soltero y quizás no dejase descendencia directa, aunque podría tener hermanos y, en consecuencia sobrinos, cuya muestra de saliva podría ayudar. Era hijo de Juan Muñoz y de Juana Ruiz.

- Calixto Pérez Esteban, de Iriépal (Guadalajara), vecino de Alovera (Guadalajara). Estaba casado con Enriqueta. No constan ni los apellidos de su esposa ni el número de hijos, pero se conoce que era hijo de Francisco Pérez y de Francisca Esteban. Murió en la cárcel de Valdenoceda el 1 de abril de 1943.

- Juan Pérez Nieto, de Fiñana (Almería). Nacido en 1893 era viudo y dejó cuatro hijos (que a la muerte de Juan quedaron huérfanos de padre y madre). Su mujer se llamaba Dolores Salmerón Latorre, lo que puede facilitar la localización de descendientes, al tener los apellidos de padre y madre. Murió en la cárcel de Valdenoceda el 26 de marzo de 1943.

- Juan Rodríguez Márquez, de Montefrío (Granada). Murió el 15 de enero de 1942. Era soltero, hijo de Cristóbal Rodríguez y de Antonio Márquez. De profesión, jornalero.

- Joseph Scheungrab, de Munich (Alemania). No hay más datos.

- Máximo Tejero Domínguez, de Zorita, Cáceres. Murió el 20 de agosto de 1943. Era soltero, e hijo de Sebastián y Juana.

- Mariano Vilar Recuero, de Madrid, Madrid. Murió el 2 de diciembre de 1941. Estaba casado con Carmen Venabad, vivía en la calle Fernando Garrido número 9 de Madrid. En el archivo de Paseo Moret hay un juicio a nombre de Mariano Villar Remero, con sumario 16309, legajo 3241.

Si alguien tiene alguna noticia de cualquiera de estos familiares pueden ponerse en contacto con la Agrupación de Familiares y Amigos de Represaliados en Valdenoceda en el mail valdenoceda.exhumacion@gmail.com, o a través de la página web del colectivo.

Valdenoceda: Una terrible cárcel de exterminio

Cabe reseñar que Valdenoceda es una pequeña localidad del norte de Burgos. Durante la pasada Guerra Civil española y en la posguerra, el régimen del general Franco mantuvo en funcionamiento un penal denominado ‘Prisión Central de Valdenoceda’, que fue, de hecho, una terrible cárcel de exterminio que estuvo abierta menos de cinco años (entre 1938 y 1943), donde se dejaba morir de hambre y frío a los presos, conociéndose que al menos que 154 de ellos murieron y fueron enterrados en un solar aledaño al Cementerio Parroquial.

Desde finales de los años 90 comenzó a constituirse un grupo de familias de aquellos presos que deseaban recuperar los restos de sus padres y sus abuelos. Apenas comenzaron unos pocos, pero hoy en día, el grupo supera las 122 familias descendientes. Gracias a su empreño y al apoyo de la Administración, hasta el día de hoy se ha permitido realizar una labor parcial de exhumación en el solar y localizar a 126 familias, sin olvidarse de la importante ayuda de voluntarios, redes sociales y medios de comunicación. Por ello piden máxima difusión, para que los familiares que aún no se han localizado puedan recuperar los restos de sus fallecidos en plena guerra.