Puertollano

Páginas de ayer

El banquillo del Cerrú y sus inquilinos

Eduardo Carrero Fernández

22/05/2018

(Última actualización: 22/05/2018 20:26)

Imprimir

Un 4 de septiembre de 1987, Toni Nuevo en el diario Lanza declaraba lo siguiente:” recuerdo entrenadores como Rafa (que cuando viajaba a Ocaña compraba dulces típicos, en especial para mí, porque sabía que me encantaban).También recuerdo a Orizaola y a Martín Vences, entre otros.

RAFA

Rafael Yunta,hablando de su primera etapa en el Calvo Sotelo y sobre el premio conseguido al juego limpio (1967), declaró: ”siempre he tratado de inculcar a mis jugadores la deportividad. Tratamos de ayudar a los árbitros en su difícil misión” (1974).

Tras el ascenso a 2ª A, declaró:”todos los jugadores han demostrado ser unos caballeros del deporte y unos honrados profesionales a los que les agradezco su entrega por darle a esta maravillosa ciudad en la que tan a gusto me encuentro, la categoría deportiva que le corresponde”. Mayo de 1975. ¡Cuántos valores!

Rafa,en lo exigente, no tenía secretos :”tendremos tres sesiones diarias, dos horas de preparación física por la mañana, un descanso y después reglamentos, normas, disposiciones federativas y derechos y deberes dentro y fuera del terreno de juego. Por la tarde, técnica con balón (29-8-1975).

Antes de jugar frente al Barcelona Atlético siendo segundos (30-XI-75) declaró: ”somos modestos y lo que no podemos hacer es abarcar más de lo que en realidad podemos”.

Con un equipo humilde y tras permanecer dos campañas en 2ª A (la segunda consiguiendo la permanencia en casa, en el último partido) la prensa publicó lo siguiente:”los jugadores del Calvo Sotelo han sudado la camiseta al máximo bajo la batuta mágica, sabia dirección y mano izquierda de su entrenador Rafa” (7-6-1977).

EL PROFESOR ORIZAOLA (1978-1981)

Al poco de comenzar la primera temporada entre nosotros (1978) el diario Lanza publicó:” ahora el Calvo Sotelo sí que tiene entrenador”.

Toth (entrenador del Badajoz) tras perder en el Cerrú por 3-0 dijo:” el Calvo Sotelo es un equipo extraordinario” (1979). La batuta en manos del profesor.

En los ensayos, Enrique Orizaola mandaba sacar a los porteros durante los partidillos de los Jueves a la zona del campo más despoblada de jugadores. Pretendía aprovechar los espacios libres. Doy fe, sentado junto al túnel de vestuarios. Insistía una y otra vez.A ciertos jugadores los mimaba, como a Fabián:” lo cuidaré como oro en paño”:

Muchos de estos Jueves, tenía un invitado de lujo, Juan Portilla, que participaba en el partidillo después de años retirado. Era una maravilla para mí, verlo jugar a pesar de quejarse de sus rodillas. No tenía nada que envidiarle a los integrantes de la plantilla.

Para Zúñiga fue como un maestro. Iba cada día a más con los sabios consejos del mister. Un jueves de partidillo, el juvenil Zúñiga falló solo ante el meta Jesús Sánchez (para quien Orizaola tenía un trato exquisito). Nuestro entrenador, enfadado, retiró al portero, le dio el balón de nuevoy le dijo lo siguiente:” vamos a ver chico, quiero que a propósito falles este gol. El jugador de quedó pensativo. Sí, sí, tire fuera para que vea usted que es más difícil fallar que marcar. Zúñiga extrañado no sabía qué hacer .Yo lo vi bastante cortadodesde la grada. Pero la progresión no cesaba en el tiempo.

El 27-1-78, el diario Marca publicó:”la brega de Zúñiga que mandaba en el centro del campo y empujaba a sus delanteros hacia posiciones de gol ha sido de lo mejor”.

Más adelante: el excelente jugador calvosotelista Zúñiga convocado nuevamente por el seleccionador nacional de juveniles. Están más que encantados con él (7-3-1978).

MARTIN VENCES(1981)

Corre el mes de Abril de 1980 y el equipo andaluz del San Fernando está entrenado por Martín Vences. Tras vencer el Calvo Sotelo en tierras gaditanas, el que luego sería preparador minero declaró:” he visto a un magnífico Calvo Sotelo y a un sensacional portero (Jesús Sánchez) en sus filas”.

El Calvo Sotelo fue el último equipo al que entreno (1981-82), por tener que dedicar todo su tiempo a la familia por problemas con su tercer hijo.

En entrevista aparecida en Mundo deportivo (25-8-85), Jaime, que militaba en estas fechas en el Español, al ser preguntado por Martín vences dijo que era un fenómeno. De Orizaola apuntó que era muy estudioso además de demostrar su larga experiencia.

En lo deportivo, Toni Nuevo lo defendió (Martín Vences) en Lanza (4-9-1987) ante los que le criticaban por irse antes de terminar los partidos, cuando era su entrenador allá por el año 81 ya que “la gente habla por lo que ve sin conocerlo a fondo”

A Fabián, al que entrenó a su regreso del Gijón,(1981-82),Martín Vences siempre le pareció un caballero y un buen tipo.

Pasados los años y en un diario mallorquín, sobre el futbol juvenil y el profesional declaró lo siguiente:” en el futbol juvenil,el entrenador tiene que ser antes que entrenador, educador, inculcado valores como la generosidad con los compañeros y el respeto en el terreno de juego. Sobre el profesional, decir que los problemas no se solucionan a gritos”.

Eduardo Carrero Fernández, socio 118