Manzanares

En el momento de presentar las cuentas municipales

UPYD asegura que el alcalde de Manzanares "incumple su propio Reglamento"

"Julián Nieva hizo caso omiso al artículo 42 del ROM"

La Comarca

15/05/2018

(Última actualización: 15/05/2018 21:43)

Imprimir

En el Pleno Ordinario de abril en el Ayuntamiento de Manzanares el Portavoz de UPYD, Jerónimo Romero-Nieva Lozano, presentó una interpelación para que el Alcalde volviera a dar explicaciones del porqué, después de tres años que llevan los socialistas en el Gobierno Municipal, nuestro Ayuntamiento aparece en el Tribunal de Cuentas como deudor de la presentación de las Cuentas Generales de 2015 y 2016.

Ante dicha interpelación el Alcalde menospreció los cinco minutos que le concede el ROM, Reglamento Orgánico Municipal, y no dio respuesta a la interpelación. En consecuencia, el Portavoz de UPYD al no tener respuesta no pudo replicar, y en consecuencia de no haber respuesta ni réplica no debería haber habido contrarréplica o dúplica. Todo esto conforme al artículo 42 del ROM que dice expresamente: La interpelación tendrán una parte de exposición por la/el proponente, una respuesta por parte del miembro del Gobierno interpelada/o, una réplica y una dúplica. En la primera intervención tendrá un tiempo no superior a 5 minutos, y en la segunda no superior a 2 minutos.

Ante estos hechos el Alcalde usó los tiempos de su intervención sin respeto alguno al artículo 42 del ROM. Aprovechó su tiempo de dúplica, de dos minutos, para lanzar una dura diatriba contra el Portavoz de UPYD a sabiendas de que el proponente de la interpelación ya no podía replicar. A criterio del Portavoz de UPYD no es tan reseñable el contenido de la diatriba cuanto que el Alcalde, cuando sólo tenía dos minutos para dúplica, menospreció el reglamento al emplear más de ocho minutos.

Para el Portavoz de UPYD, Jerónimo Romero-Nieva Lozano, ni la diatriba ni el uso improcedente de los tiempos de respuesta es lo trascendente, aunque no deja de serlo, sino que lo reseñable es la actitud del Alcalde de faltar al cumplimiento del ROM que el mismo aprobó, y que no deja de reprochar al Portavoz de UPYD que este había votado en contra, cuando dicho Portavoz es el primero en exigir a todos el cumplimiento del reglamento que fue aprobado democráticamente por mayoría, frente a quienes como el Alcalde, que lo votó favorablemente, cuando le parece lo incumple. Parece poco democrático querer descalificar a quien estando en contra de una norma se empeña en cumplirla una vez aprobada por mayoría, y sin embargo que sea incumplida por quien presume de su apoyo a la aprobación de la misma.