Región

Cerca de 1000 personas han asistido a diversos actos reivindicativos contra la instalación de macrogranjas

Diversos actos reivindicativos contra las macrogranjas en Toledo, Cuenca y Guadalajara durante este fin de semana

La Plataforma regional CLM Stop Macrogranjas se refuerza con nuevos movimientos vecinales que se suman a sus reivindicaciones de cara a la reunión con el Viceconsejero de Medio Ambiente el día 18 de abril

Se ha creado dos nuevas plataformas en Lucillos (Toledo) y en la comarca de Molina de Aragón (Guadalajara)

La Comarca

03/04/2018

(Última actualización: 05/04/2018 13:43)

Imprimir

CLM Stop Macrogranjas se refuerza prácticamente cada semana con nuevas plataformas locales que se suman a la lucha contra la instalación de estas grandes explotaciones industriales, si hace poco se formaban plataformas locales en Mota del Cuervo y Retamoso de la Jara, ahora es en Lucillos y la comarca de Molina de Aragón donde se han organizado vecinos para conformar nuevas plataformas que ya forman parte también de CLM Stop Macrogranjas.

Actualmente forman parte de la plataforma regional: Pueblos Vivos Cuenca, que a su vez agrupa a trece municipios de la provincia (Cañete, Priego, Almendros, Fuentes, Carboneras de Guadazaón, Villanueva de la Jara, Pozorrubielos de la Mancha, Campillo de Altobuey, Tarancón, Torrejoncillo del Rey, Tinajas, Mota del Cuervo y Reíllo) y Ecologistas en Acción Cuenca; la Plataforma Stop Macrogranjas Comarca de Molina de Aragón, con grupos activos en Maranchón, Luzón, Corduente, Sigüenza, Molina de Aragón, Mazarete y Castellar de la Muela, y Ecologistas en Acción Guadalajara; en Albacete, la Plataforma No a la Macrogranja en Pozuelo y Argamasón, Ecologistas en Acción Albacete, la Plataforma ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca (Montealegre del Castillo y Yecla) y un grupo en la localidad de Balsa de Ves; y en Toledo, la Plataforma No a las Balsas de Purines de Guadamur, la Plataforma Cívica de Gamonal, la Plataforma contra las Macrogranjas de Lucillos y No a las Macrogranjas en Retomoso de la Jara. De esta forma, hay hasta 29 municipios implicados directamente en la Plataforma regional, además de organizaciones ecologistas. En otros municipios castellano-manchegos hay grupos incipientes que se están empezando a organizar.

Este fin de semana ha sido de gran actividad para CLM Stop Macrogranjas, se han celebrado tres actos en las provincias de Toledo, Cuenca y Guadalajara, dando cuenta de la capacidad de acción y coordinación existente. En Lucillos, el movimiento vecinal local organizó su primera charla informativa que contó con la alcaldesa de Balsa de Ves, Natividad Pérez, municipio albaceteño que lleva soportando las consecuencias de tener una macrogranja desde 2006, y Diego Díaz, portavoz de la Plataforma Cívica de Gamonal y de CLM Stop Macrogranjas. Al acto acudieron unas 300 personas para informarse de la situación de los proyectos en Lucillos, saliendo tremendamente preocupados por las consecuencias que pueden traer al municipio.

En Maranchón, la Plataforma de la Comarca de Aragón congregó a casi 150 personas en el Centro Cultural La Migaña, al acto finalmente no pudo acudir el eurodiputado Florent Marcellesi que se excusó por tener que cancelar el viaje pero mandó un vídeo de ánimo que se proyectó durante el evento. Alberto Mayor, portavoz del movimiento expuso los datos generales de la explotación que se quiere poner en Luzón pero cuyos purines se expandirán en gran parte por Maranchón. Tras su intervención, las personas asistentes participaron de un intenso debate sobre los beneficios y perjuicios de esta macrogranja, que generaría un único puesto de trabajo frente al riesgo de contaminación por los nitratos de los purines, la posible pérdida de empleo en otros sectores como el turístico y los malos olores generados. Por otro lado, salió a relucir el escaso apoyo que tiene la ganadería extensiva tradicional de la zona por contraposición a esta ganadería industrial fuertemente subvencionada desde el gobierno regional.

Finalmente, en Priego se concentraron frente al Ayuntamiento cerca de 500 personas, superando la cifra de la anterior concentración en septiembre de 2017. Según las personas de mayor edad del municipio estas dos concentraciones contra los tres proyectos de macrogranjas, que llegarían a sumar más 21000 cerdos teniendo Priego alrededor de 1000 habitantes, son las mayores que recuerdan en las últimas décadas. Jóvenes y mayores compartieron la Plaza de los Condes al grito de “queremos un pueblo vivo”, una idea que comparten 23 de las 28 empresas relacionadas con el sector turístico de la localidad.

La protesta contra las macrogranjas en Priego no acabó el Sábado Santo, sino que se extendió al Domingo de Resurrección, cuando los jóvenes pricenses, como marca la tradición, se encargaron de poner en el Judas lo que consideran las amenazas para su municipio y no dudaron en poner en lo alto del mástil la enorme cabeza de un gorrino, y a los pies del palo, dos pancartas con dos mensajes: “Stop macrogranjas”, en una de ellas, y en la otra una frase cargada de crítica y humor: “Es el vecino el que elige a Page, y es Page el que quiere que los gorrinos sean los vecinos”, una versión castellanomanchega de una frase mítica de Mariano Rajoy. De esta forma, los Quintos han querido cargar sobre el presidente regional la responsabilidad de este “boom porcino” que se está viviendo Castilla-La Mancha y, muy particularmente, Priego.

Con la fuerza de este movimiento vecinal en el mundo rural castellano-manchego, CLM Stop Macrogranjas acudirá a la reunión con el Viceconsejero de Medio Ambiente el próximo día 18 de abril para exponerle sus reivindicaciones y puntos de vista con respecto a la problemática de estas explotaciones industriales en nuestros pueblos, problemática que viene dada desde que el gobierno regional incorporó como sector estratégico al porcino de cebo llegando a superarse la cifra de 200 solicitudes de este tipo en toda la región desde mediados de 2016, cuando salió a la luz la primera convocatoria de ayudas que incorporaba al sector porcino por primera vez en la historia.

Sabiendo que representamos a miles de vecinos y vecinas exigiremos la rectificación del gobierno regional en esta materia ya que perjudica gravemente nuestras economías locales en beneficio de unas pocas grandes empresas cárnicas. "Estas empresas pretenden producir carne principalmente para la exportación a precios bajos lo cual es posible dado que externalizan algunos costes, los cuales debemos asumir las poblaciones locales y el erario público, algo a lo que no estamos dispuestos", afirman desde CLM Stop Macrogranjas.