Región

Dentro de la campaña del #LazoMarron por #PensionesDignas

UJP UGT CLM ha devuelto a la Ministra de Empleo más de 300 cartas en las que comunica la subida del 0,25% a los pensionistas

La Comarca

05/02/2018

(Última actualización: 06/02/2018 09:09)

Imprimir

El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas UJP UGT CLM, Germán Diez, ha anunciado la devolución de más 300 cartas a la Ministra de Empleo, Fátima Báñez, en la que comunica a los jubilados de la región la subida del 0,25% de su pensión, porque la consideran “una subida de mierda”.

Díez ha explicado que anteriormente se han realizado en Madrid una primera entrega de las cartas que “hemos recibido y ahora mismo tenemos pendientes más de 300 cartas para ampliar el cupo de las cartas que estamos recogiendo”.

El secretario general de UJP UGT CLM ha confirmado que “los compañeros se están volcando en la devolución” en la región y que había dos procedimientos, “uno es romperlas delante de la Seguridad Social y todos los organismos y otra es llevarle a la Ministra al Ministerio todos los cajones de cartas y entregárselos allí”.

Germán Díez ha explicada que la campaña #LazoMarron que el PP nos las tiene congeladas durante cuatro años, no podemos consentir que IPc suba un uno o un uno y medio por ciento y que las pensiones apenas suban un 0,25%.

“La campaña se trata de devolver todas las cartas de los jubilados porque son una pensiones de mierda y así no podemos mantener a nuestros nietos y a nuestros hijos viéndolas cada vez más pequeñas”, ha señalado.

El responsable de UJP UGT CLM alerta de que el proceso de empobrecimiento de los pensionistas, en nuestro país en los próximos años, será uno de los más intensos de todos los países de la OCDE, debido a la reforma del Gobierno de 2013.

Germán Díez ha criticado las conclusiones del informe de la OCDE relativas al sistema de pensiones español, porque dan “una visión sesgada y distorsionada de nuestro sistema, ya que presentan un sistema generoso que, en absoluto, lo es”.

“Ni es generoso, ni lamentablemente lo será en el futuro, sino todo lo contrario. Salvo que no se modifiquen las medidas adoptadas en 2013, las pensiones se empobrecerán considerablemente en España”, ha insistido Díez.

Así, UGT califica de "muy sorprendente" que la OCDE no tenga en cuenta la previsión, a largo plazo, la tasa de reemplazo (es decir, la pérdida de poder adquisitivo que supondrá acceder a la jubilación), cuyos datos han sido facilitados reiteradamente por el propio Gobierno tras la aprobación de la reforma de pensiones de 2013. Según esos datos oficiales, la aplicación en España del índice de revalorización y del factor de sostenibilidad hará que la tasa de reemplazo de las pensiones se reduzca desde el 81% actual a un 48% en 2060.

Para UGT, esto es consecuencia de los resultados de la reforma de 2013, que rompió con la revalorización respecto al IPC y estableció un mecanismo de devaluación de las pensiones (el Índice de Revalorización que, según cálculos del FMI, provocará una reducción en términos reales de un 30% de la pensión a lo largo de veinte años). Hay que destacar que, según los cálculos mucho más modestos de OCDE, la caída de la pensión a los 80 años reducirá la tasa de reemplazo de la pensión más del doble del promedio de la OCDE y mucho más aún que el conjunto de los países europeos. Es decir, en los próximos años, a medida que cada pensionista vaya envejeciendo, estarán sometidos a uno de los procesos de empobrecimiento más intensos de todos los países.

Las pensiones en España suponen el 63% de la media de la UE-15

Teniendo en cuenta las tasas netas de reemplazo, en las que actúan no solo los mecanismos del sistema de pensiones sino los tributarios (y que son aún más relevantes para comparar los niveles de renta neta de los pensionistas entre los diferentes países), las pensiones resultan ser menos "generosas", mostrando una mayor diferencia entre las de los salarios altos y los bajos.

Datos de Eurostat revelan que, descontando la devaluación salarial realizada durante la crisis, las tasas de reemplazo agregadas (posiblemente más significativas que las individuales en este tipo de comparaciones) de las pensiones españolas se encuentran en el grupo de las más bajas de la UE.

Por otra parte, tomando en consideración todas las prestaciones sociales asociadas con la vejez (no asistenciales), no solo las pensiones, las rentas en la tercera edad son extremadamente bajas: el 63% de la media de la UE-15, comparando debidamente en paridades de poder de compra. Para UGT, esto supone una situación muy deficiente del sistema de protección social español, que choca frontalmente con esa imagen distorsionada y parcial de generosidad en las pensiones.

Adjuntos

Germán Díez :