Daimiel

Se lleva a cabo durante la última semana de diciembre y la primera de enero y tiene un cupo máximo de hasta una veintena de personas

Servicios Sociales de Daimiel incorpora a su programación navideña un taller para discapacitados

Las propuetas se dirigen a reforzar sus capacidades y hábitos saludables. Del mismo modo, se facilita la conciliación de la vida familiar y laboral

La Comarca

28/12/2017

(Última actualización: 28/12/2017 21:53)

Imprimir

El Ayuntamiento de Daimiel, a través de su delegación de Servicios Sociales, ha emprendido un nuevo proyecto para el periodo vacacional navideño dirigido a discapacitados. Se trata de un taller dirigido a un grupo de 15 a 20 usuarios que se desarrolla en el Centro Motilla del 26 al 29 de diciembre y del 2 al 4 de enero en horario de 11:00 a 13:00 horas.

El taller navideño acoge actividades diversas en función de las necesidades de sus participantes como manualidades, musicoterapia o visitas comunitarias a diferentes edificios municipales. El programa tiene el objetivo de enseñar y reforzar capacidades ya adquiridas, fomentar el reciclaje, adquirir hábitos de vida saludables, facilitar la conciliación entre la vida familiar y laboral, fomentar la autonomía y la responsabilidad en cada usuario, descubriendo y construyendo a través de la acción, el conocimiento de nuevos hábitos y valorar sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.

Durante la jornada del miércoles, los usuarios del taller realizaron una serie de manualidades navideñas que, tal y como nos contaba una de las monitoras, Virginia Castellanos, se seguirán desarrollando durante dos semanas junto con otras propuestas complementarias. “Estamos pintando con pintura de dedos, para hacer una tarjeta de Navidad realizando un reno con las manos, mañana haremos una receta de cocina con un erizo de pera y uvas, un portavelas, el viernes celebraremos una fiesta de Año Nuevo para que los chicos bailen, y la semana que viene haremos una gymkhana, entre otras cosas”, precisó.

Castellanos reconocía que este tipo de talleres ayudan a que los chicos “se lleven bien entre ellos, se coordinen, se relacionen con otras personas, y desarrollen mucha psicomotricidad, concentración y atención, que a veces carecen o no es tan buena como en otras personas”.