Región

Por los impagos y recortes de la subcontrata de Telefónica-Movistar

Los instaladores de Cobra-Ciudad Real vuelven a secundar de forma unánime el décimo martes de paros

Cerrarán este primer calendario de movilizaciones con una huelga a jornada completa el miércoles 31 de enero

La Comarca

19/12/2017

(Última actualización: 19/12/2017 22:29)

Imprimir

Los 20 trabajadores de la empresa ‘Cobra’ dedicados a la instalación y mantenimiento de Telefónica y Movistar en la provincia de Ciudad Real han vuelto a secundar hoy de forma unánime los paros de dos horas que llevan a cabo todos los martes desde el pasado 17 de octubre para exigir a su empresa el pago de los atrasos de convenio y la reposición de los pluses que les suprimió unilateralmente.

Durante el paro de hoy, los instaladores se han concentrado ante la tienda de Telefónica-Movistar en el centro de Ciudad Real, para reclamar la intervención de la empresa principal en el conflicto que mantienen con la contrata, que no ha buscado ningún acercamiento tras diez semanas de movilizaciones.

Los trabajadores de Cobra sostendrán los paros de dos horas los seis próximos martes, hasta el 30 de enero del año próximo; y cerrarán este primer calendario de movilizaciones con una huelga a jornada completa el miércoles 31 de enero, cuando está prevista la celebración del juicio entablado contra la decisión de su empresa de suprimirles tanto el plus de incentivos como el de transporte, además de negarse a abonarles los atrasos de convenio -unos 500 euros a cada uno de ellos.

El secretario general de CCOO-Industria de Ciudad Real, David Vera, ha vuelto hoy a instar a Cobra “a zanjar ya el conflicto, a pagar lo que debe a los trabajadores y a reponerles los pluses eliminados de forma unilateral e injusta”.

Cobra se hizo en noviembre de 2015 con la contrata de Telefónica-Movistar que hasta entonces tenía adjudicada la empresa Teleco para realizar en la provincia de Ciudad Real las instalaciones de telefonía y telecomunicaciones, así como en su caso la obra civil.

Cobra respetó inicialmente las condiciones laborales de estos trabajadores, pero a mediados de este año les anunció su intención de modificarlas, para lo que abrió las correspondientes negociaciones. Sin embargo, el 1 de agosto las rompió e impuso unilateralmente varias modificaciones, sobre todo nuevas condiciones encaminadas de dificultar la percepción del plus de incentivos, concepto que representa volumen de trabajo realizado mensualmente y que constituye una parte sustancial de la nómina.

“Tras las iniciativas sindicales, resoluciones arbitrales y actuaciones judiciales para obligar a la empresa a rectificar aquella decisión, la dirección de Cobra-Ciudad Real se ha tomado venganza eliminando sin más a los 20 técnicos de Instalación y Mantenimiento los pluses mencionados y no pagándoles los atrasos derivados de la aplicación de las subidas salariales establecidas en el convenio colectivo”, denuncian CCOO y UGT.