Región

Este fin de semana

La Alcarria le cantó a la Navidad en Almonacid de Zorita (con vídeos)

En el primer certamen de villancicos de la villa almorcileña, que ha tenido lugar en la Parroquia de Santo Domingo de Silos

La Comarca

18/12/2017

(Última actualización: 19/12/2017 08:47)

Imprimir

Almonacid de Zorita le ha dado la bienvenida a la Navidad este fin de semana con su primer certamen de villancicos. La Parroquia almorcileña de Santo Domingo de Silos se llenó para la ocasión de un público entusiasta y participativo, al que Manuel Fuentes, director de la Rondalla de Almonacid de Zorita y coordinador el evento, supo poner en pie, e implicar en la interpretación de las dos últimas tonadas. Para él fue una de las grandes ovaciones de la tarde, y el reconocimiento no solo de Almonacid, sino de La Alcarria musical.

Correspondió a la alcaldesa de la villa almorcileña, Elena Gordon, dar la bienvenida a las agrupaciones y agradecerles su presencia en la bella Iglesia, dueña de una de las más bellas portadas de Guadalajara, que acogía el certamen. “Como alcaldesa, no puedo pensar en una mejor manera de darle comienzo a la Navidad”, dijo.

Todas las rondas y grupos se llevaron de Almonacid un detalle por cortesía de las Asociaciones de Mujeres y Tercera Joven, junto a la panadería Carlos Muñoz y carnicería Brihuega Corral. Manuel Toledano 'Tole' entregó una de sus zambombas artesanales a cada uno de los grupos participantes. Así, la villa almorcileña regaló a los presentes una muestra de su espíritu navideño.

Los primeros en actuar fueron los más pequeños, los alumnos de la Escuela de Música de Albalate de Zorita. Cantaron 'Suenan las campanas', 'A Belén' y 'Junto a ti', una versión adaptada para la ocasión de un tema de Michael Jackson. A los asistentes les hizo particular ilusión comprobar el interés de las nuevas generaciones por la música tradicional. La Escuela de Música de Albalate da clase una vez por semana. Sus alumnos se reparten en dos grupos, según su edad, a lo largo del año escolar. Ahora, en Navidad, participan en los certámenes de villancicos y también en el concierto Unidos por la Paz, que organiza el propio Manuel Fuentes, a beneficio de la Fundación Vicente Ferrer. Con sus voces y sus guitarras, mostraron que La Alcarria musical tiene futuro.

En segundo lugar, actuó la Rondalla 'Virgen de la Muela' de Driebes, una de las más consolidadas de la comarca, que lleva muchos años trabajando por la divulgación de la música popular. Cantaron '¿A dónde vais?', 'Carita divina' y 'Los campanilleros'. Según contaba ayer uno de sus integrantes, y la voz principal masculina, Aurelio Pérez, en Driebes, “hay mucha tradición de villancicos, y de salir a la calle a cantar, con zambombas y panderos que se hacen artesanalmente, el día de Nochebuena, después de cenar”. Además, en Navidad, el pueblo canta en Misa, llevando luego la alegría a los bares. Con todo y con eso, Aurelio recordaba que antes, las navidades eran más intensas. “Cuando yo era un chaval, había muchos pastores en el pueblo. Nos juntábamos en casa de la familia Espada todas las tardes, a cantar y a tocar la zambomba, hecha de piel de cordero sobre la boca de una tinaja, y haciendo sonar unos calderos enormes. Un mes antes y un mes después, Nochebuena es. Eso dice el refrán”, contaba Aurelio, asegurando que en el pueblo en el que nació, así era.

La Rondalla 'Arco de la Villa' de Mondejar fue, junto a la de Almonacid, la más numerosa de cuantas actuaron en el Certamen. Mondéjar es un pueblo emprendedor, que encuentra tiempo para ensayar e interpretar lindos villancicos. Sus más de treinta integrantes cantaron 'Está nevado y es de noche', 'El rey de los cielos' y 'Los pollos cantan'. Francisco Ocaña y Francisco Santamaría recordaban en Almonacid que, en otros tiempos, se salía a la calle con las zambombas, a partir del ocho de diciembre, día de la Inmaculada. Coincidían entonces muchas rondas, que recorrían el pueblo, de cabo a rabo, cada velada. “Ahora, la Navidad se celebra más en familia, en las casas. Y se sale de ronda en Nochevieja. Es costumbre cantar a las doce uvas”, contaban. Los villancicos típicos eran los de 'Los peces en el río' y 'Alegría, alegría'.

El grupo Albazor, todo un clásico del folclore de La Alcarria, actuó en penúltimo lugar. Antes de cantar cada una de sus tonadas, el grupo contó cómo era la Navidad de Albalate, hilando música y tradición. “A partir de la noche del día 8 de diciembre, se empezaban a cantar villancicos y coplillas al calor de la lumbre y de los utensilios que había por la cocina, como el mortero, el almirez, las cucharas, la botella de anís, que además de instrumento, apañaba el cuerpo y entonaba la garganta”, explicaron. Así, cantaron, acompañados únicamente de percusión tradicional, 'Mañana de navidad', 'La virgen y el ciego' y 'Los reyes'. “Somos un grupo folk con más de cuarenta años de existencia, que trata de mantener la música tradicional castellana”, decía Alfredo Sánchez, uno de sus miembros. En la Nochebuena de Albalate, en cada casa se preparaba lo mejor que se tenía para cenar unas judías con liebre o conejo, se mataba la mejor gallina y se hacía en pepitoria, con un buen caldo como entrante y cuando se podía, un trozo de turrón, comprado donde del tío Casimiro. A la Misa del Gallo acudía todo el pueblo. Con estas palabras que trasmitieron al público vivencias bien conocidas, por ser similares en sus pueblos de origen, recordaron cómo eran estas fiestas en Albalate.

Por último, actuó la Rondalla de Almonacid. Como cada año, deleitaron a los presentes con sus bandurrias, laudes y guitarras acompañando al grupo vocal. Interpretaron 'La nana rociera', 'Coplas de Navidad' y 'Alegría, alegría', una versión de la canción de Manu Tenorio, logrando que todo el público participara con sus palmas. Eva María Parra y Tole, pusieron la piel de gallina al público con sus sentidas interpretaciones.

La Rondalla 'Villa de Almonacid' tiene honda tradición en las raíces en la villa. La gran mayoría de sus integrantes ya tocaban en ella a finales de los años setenta y primeros ochenta, cuando, bajo el nombre de 'Juventud 82' retomaban la herencia musical de la antigua 'Ronda del Tío Gazapera'. En este 2017, la Rondalla ha recorrido ya, y lo hará próximamente, distintos festivales de villancicos de la provincia, como los de Mondéjar, Budia o el de Unidos por la Paz, en Guadalajara, esta próxima semana.

Al finalizar el evento se combatió la fría noche cantando villancicos al calor de las hogueras, además de un delicioso caldo caliente, chorizos y dulces. El éxito del primer certamen de Villancicos Villa de Almonacid, organizado por la Rondalla, fue un trabajo en equipo de los vecinos de Almonacid.