Puertollano

Sin antecedentes penales

La Audiencia Provincial condena a ocho años y dos meses de prisión por abuso sexual a menores a un profesor de inglés en Puertollano

Con la prohibición de aproximarse a menos de 300 metros de cada una de las menores durante cinco años e inhabilitación especial de dos años para el desempeño de tareas docentes

La Comarca

15/12/2017

(Última actualización: 15/12/2017 20:57)

Imprimir

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real condena a un profesor de inglés australiano que ejercía en Puertollano como autor de dos delitos de abuso sexual a menores. La pena que se le impone a W.A.P. es de cuatro años y un mes de prisión por cada uno de los abusos, que suponen en total ocho años y dos meses de carcel, con la accesoria legal de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho al sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, con la prohibición de aproximarse a menos de 300 metros de cada una de las menores víctimas de los delitos, de sus domicilios, centros de estudios y cualesquiera otro frecuentados por las mismas durante cinco años e inhabilitación especial para el desempeño de tareas docentes en relación a menores de edad durante dos años. Asimismo, se le impone por cada delito medida de sumisión a libertad vigilada consistente en prohibición de acudir a cualquier centro educativo o docente en el que se impartan clases a menores durante cuatro años.

Como responsable civil, el condenado indemnizará a cada una de las menores en la persona de sus legales representantes en la cantidad de 3.000 euros por el daño moral causado, más el interés legal.

Finalmente, la Audiencia le condena al pago de las costas del procedimiento. Para el cumplimiento de la pena consistente en la prohibición de aproximarse y de comunicar con las menores se abonará el tiempo cumplido como medida cautelar.

Contra esta resolución puede interponerse recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo, dentro de los cinco días siguientes al de la última notificación de la sentencia.

Los hechos

El acusado, mayor de edad, cuya situación administrativa en España no consta y sin antecedentes penales, ejercía sus labores de docente en una academia de la ciudad industrial e impartía clases de inglés a M.P.P. desde 2011 a 2013 y a C.D.O. en el curso 2013-2014. No obstante, en el curso 2012-2013, W.A.P., “con ánimo de satisfacer su deseo sexual”, según reza el escrito fiscal, durante la clase de inglés sentó a la menor M.P.P., de ocho años de edad, “en sus piernas tocándole la zona genital”.

Igualmente, en diciembre de 2013 el acusado, “durante una clase y con igual excusa”, sentó a C.D.O., de siete años de edad, en sus rodillas durante otra clase de inglés, “le metió la mano por debajo de los leotardos y de la ropa interior que vestía y le tocó la zona genital”.