Ciudad Real

Ante la grave situación meteorológica

ASAJA Ciudad Real incide en que “ahora es más necesario que nunca contratar seguros agrarios”

Las pólizas de olivar y almendro se pueden contratar hasta el 30 de noviembre y las de cultivos herbáceos extensivos y viña hasta el 20 de diciembre

La Comarca

24/11/2017

(Última actualización: 24/11/2017 21:10)

Imprimir

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) Ciudad Real recuerda a los agricultores que, dada la grave situación de sequía y las pesimistas previsiones meteorológicas, es más necesario que nunca contratar los seguros agrarios que cubran parte de las graves pérdidas que pueden producirse en las cosechas de la presente campaña.

Desde la organización agraria se insiste en que el seguro agrario es la “única herramienta con la que cuenta el agricultor ante las pérdidas ocasionadas por las inclemencias meteorológicas”.

ASAJA recuerda a los agricultores que hasta el 30 de noviembre está abierto el periodo de contratación del seguro agrario para olivar y almendro. Para cultivos herbáceos extensivos y viña el plazo se extiende hasta el 20 de diciembre.

Desde el departamento técnico de Seguros de ASAJA aconsejan a los agricultores contratar en estos plazos dichas pólizas, pues conllevan diversas ventajas y beneficios como cobertura gratuita de daños por fauna, en el caso de los cultivos herbáceos extensivos, o inclusión de la sequía, en cuanto a viña.

Además, recuerdan que en caso de posibles pagos compensatorios de las diversas administraciones por fenómenos meteorológicos adversos como sequía, pedrisco o helada van siempre destinados a agricultores o ganaderos que tengan contratada una póliza en vigor.

El departamento de Seguros de ASAJA Ciudad Real cuenta con profesionales que asesoran a los agricultores y ganaderos sobre las condiciones de los seguros y les orientan sobre las distintas líneas que existen actualmente y las más convenientes para cada situación.

Desde la organización agraria siguen insistiendo ante la Administración para mejorar las condiciones de diversas líneas de seguros agrarios, para que se adapten a la realidad agronómica actual.