Daimiel

Un nuevo lleno en el teatro

La Banda Municipal de Daimiel festeja Santa Cecilia con su concierto estrella del año

Piezas de Shore, Appermont o ‘La Romanza’ de Bacarisse, con el guitarrista Miguel Herreros, formaron parte de una velada en la que los músicos daimieleños homenajean a su patrona con este recital de gran nivel y dificultad. Jesús Francisco Ortiz y Alberto García de la Galana recibieron de manos del alcalde, Leopoldo Sierra, la insignia de plata de la banda por sus 25 años dentro de la formación

La Comarca

19/11/2017

(Última actualización: 20/11/2017 09:29)

Imprimir

La Banda Municipal de Música ofreció la noche del sábado su tradicional y esperado concierto en honor a Santa Cecilia. En él, los músicos daimieleños homenajearon a su patrona con un repertorio de “gran nivel y dificultad”, en la cita musical estrella del año.

Así, en la primera parte, la banda interpretó ‘La gruta del fingal’, una obertura de Mendelsson; a continuación, ‘Second Suite’ de G. Holst; y por último, ‘La Romanza’ del concierto para guitarra y banda de Bacarisse, con la interpretación solista de Miguel Herreros Ruiz-Valdepeñas, profesor de la Escuela de Música. Como aseguró tras el concierto, “tocar junto a la banda es siempre algo muy especial”, realizando además un bis para agradecer los aplausos del público con el tema ‘Recuerdos de la Alhambra’. Fue en ese momento cuando Herreros tomó la palabra para dedicar ambos temas “a las dos mujeres de su vida, a su mujer y a su alumna Celia González de la Aleja”, recientemente reconocida con uno de los Premios Extraordinarios de Enseñanza de Castilla-La Mancha.

La segunda parte del programa arrancó de manera potente con la interpretación de la banda sonora de ‘El Señor de los Anillos’, antesala a la última pieza del concierto basada en la ‘Saga Cándida’ de Beert Appermont. Obra basada en el musical del mismo nombre y que muy acertadamente escogieron en este fin de semana en el que se celebra “Daimiel, Pueblo de Brujas”, ya que la obra se centra en esas historias de brujas, hechizos, acusaciones y quemas.

Al inicio del concierto, como es habitual, el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra impuso la insignia de plata de la banda a dos de los músicos que cumplieron sus bodas de plata dentro de la formación. Estos reconocimientos fueron para Jesús Francisco Ortiz y Alberto García de la Galana. Ambos agradecieron la paciencia y el apoyo de sus padres, familiares y por supuesto de sus esposas, recordando sus inicios en el mundo de la música. García de la Galana a través de su tío, también músico, Sergio y del fliscorno, “un instrumento que con 8 años ni conocía”; y Ortiz de la mano de su padre, también miembro de la banda, y que a pesar de no tener muy claro que no quería meterse en el mundo de la música, “suma 25 años con el clarinete en esta banda”.

Anécdotas simpáticas en el sus intervenciones donde dejaron patente la amistad que une a estos dos músicos reconocidos que siempre han compartido y seguirán compartiendo “grandes momentos en el mundo de la música con el resto de la familia que compone la banda”.

Un concierto en el que el numeroso público que completó el aforo del teatro Ayala supo apreciar el esfuerzo y disciplina de estos músicos con importantes ovaciones al término de cada pieza.