Región

El espectáculo es gratuito y la proyección de la versión elegida está prevista a partir de las 20 horas

En noviembre, la iniciativa Vive la Opera en Sigüenza proyecta 'Tosca', de Puccini

Este próximo sábado, 04 de noviembre, la iniciativa 'Vive la Opera en Sigüenza' proyectará, en el Auditorio de El Pósito, la ópera 'Tosca', de Giacomo Puccini

La Comarca

02/11/2017

(Última actualización: 02/11/2017 20:34)

Imprimir

Este próximo sábado, 04 de noviembre, la iniciativa 'Vive la Opera' en Sigüenza programa, en el Auditorio de El Pósito de Sigüenza, la ópera 'Tosca', de Giacomo Puccini. El espectáculo es gratuito y la proyección de la versión elegida está prevista para las 20 horas de la tarde.

Así, en noviembre, 'Vive La Opera' en Sigüenza se detendrá en la maldad de un personaje odioso y que, por desgracia, existió en la vida real. “Es el malvado Scarpia, con seguridad el peor villano de la historia de la ópera”, cuenta Zoila Paradela, promotora de la iniciativa.

La heroína de la historia es “Tosca”, personaje teatral que interpretó la gran Sarah Bernhardt y que se convirtió en ópera gracias al talento de Puccini. En esta ocasión la versión elegida llevará a los aficionados seguntinos nuevamente al teatro del Covent Garden de Londres, puesto que se proyectará una representación que data de 2011 grabada allí, con un trío protagonista excepcional: Angela Gheorghiu en el papel de Tosca, Jonas Kaufmann, en el papel del joven Cavaradossi y Bryn Terfel, que se mete en la piel de Scarpia, todos ellos dirigidos por el genial director titular del teatro Antonio Pappano.

La obra comienza en la iglesia de Sant’Andrea della Valle, en Roma. El pintor Mario Cavaradossi descubre, escondido en la iglesia, a Cesare Angelotti, cónsul de la República de Roma, perseguido tras su fuga de la cárcel, donde permanecía preso por sus ideas políticas.

El pintor le ofrece refugio en su casa de campo, a las afueras de Roma. Llega a la iglesia la cantante Floria Tosca, amante de Mario, y quedan en verse esa misma noche, tras su actuación. Cuando Tosca se marcha, los dos jóvenes huyen al haberse descubierto la fuga. Aparece entonces Scarpia, que busca al fugitivo y cree que el joven pintor le ha ayudado a escapar. No duda en utilizar a la temperamental y celosa Tosca, a la que desea, para atrapar a los dos jóvenes.

El acto segundo se desarrolla en el despacho de Scarpia, en el Palacio Farnese, donde permanece detenido el pintor, que es torturado, ante la sospecha de que sabe dónde se esconde Angelotti. Tosca, que ha sido llamada por Scarpia, no soporta los gritos de dolor de su amado, revela el escondite del cónsul y, para salvar a Cavaradossi, acepta convertirse en la amante del jefe de policía, quien le asegura que el fusilamiento de su amado será simulado. Pero, cuando Scarpia ha firmado un salvoconducto, Tosca lo apuñala usando un cuchillo de su propia mesa.

El tercer acto está ambientado en el Castillo de Sant’Angelo a donde llega Tosca, mientras Cavaradossi le escribe una carta de despedida, para informarle que la ejecución será simulada y que luego podrá huir. Pero Scarpia la había engañado y, cuando descubre que Cavaradossi ha sido fusilado de verdad, desesperada, se suicida lanzándose desde lo alto del castillo.

La música de 'Tosca' está llena de nuevos matices para su época, recurre al empleo del leitmotiv, rompe las estructuras cerradas tradicionales y fija el exacto emplazamiento de la obra en escenarios reales de la ciudad de Roma. Por lo tanto, Tosca no cuenta con más de tres arias que puedan estimarse como tales: la de Cavaradossi del primer acto “Recondita armonía”, que termina con un vibrante si bemol, la de la súplica de Tosca del segundo acto “Vissi d’arte” y el famoso “E lucevan le stelle”, “adiós a la vida” de Cavaradossi, en el tercero. Dentro del fluir continuo de la ópera merecen citarse el dúo de amor de Cavaradossi y Tosa “Quale occhio al mondo” y el “Te Deum”, que cierra magníficamente el primer acto, opuesto al canto siniestro de Scarpia. En el segundo acto, destaca la frase “Victoria!” de Cavaradossi al enterarse de la derrota de las tropas ante Napoleón, con un si bemol glorioso mantenido varios segundos, al que le sigue un pasaje agitado en el que canta a la libertad e insulta a Scarpia.

Hay que señalar también el breve e intenso preludio del tercer acto, donde se reproducen fielmente las campanas que se escuchan al amanecer en el Castillo de Sant’Angelo, detalle de fidelidad a lo real que permite considerar a Puccini no sólo como un autor verista, sino especialmente minucioso.

La iniciativa 'Vive la Opera' en Sigüenza cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento y con la colaboración de la Asociación de Empresarios. Gracias a su apoyo, se puede degustar una copa de cava en el entreacto de todas las funciones.