Región

Según el Barómetro sobre el autocuidado de la población española

El 78,9% de los castellanomanchegos considera importante medirse la tensión pero la mitad no lo cumple

El 50% de los castellanomanchegos afirma controlar su tensión menos de una vez al mes

El 41,6% asegura no tener la tensión en parámetros normales, siendo la tensión baja (23,4%) más común que la alta (3,9%) entre los encuestados

La Comarca

02/11/2017

(Última actualización: 02/11/2017 20:33)

Imprimir

La OMS recomienda que los adultos midan su tensión arterial de manera periódica para evitar enfermedades cardiovasculares, siendo lo ideal hacerlo, al menos, una vez a la semana. Sin embargo, parece que en Castilla-La Mancha aún cuesta poner en practica estas recomendaciones si tenemos en cuenta que, pese a que el 78,9% de los encuestados castellanomanchegos considera que controlar sus niveles de tensión arterial es parte del cuidado básico de su salud, el 50% de los encuestados de esta región asegura no tomarse la tensión, ni siquiera, una vez al mes, un dato que en España asciende al 54,8%. Así se desprende de los resultados del Barómetro sobre Autocuidado elaborado por PiC, marca especialista en productos para el autocuidado de la salud con más de 40 años de experiencia.

Se trata de una práctica a tener en cuenta considerando que, según cifras de la Sociedad Española de Hipertensión y la Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) más del 35% de los adultos y casi la mitad de los mayores de 65 años padece hipertensión, enfermedad cardiovascular consistente en la elevación de la presión arterial por encima de los valores establecidos como normales (140 y 90). Una enfermedad que, según arrojan los datos del barómetro de PiC, no todos los que la tienen lo saben, ya que solamente un 12,8% de los encuestados a nivel nacional afirmó padecerla.

El 41,6% no tiene la tensión en parámetros normales

En cuanto a los parámetros de tensión del resto de encuestados castellanomanchegos, hasta un 41,6% de los participantes en el barómetro de PiC afirma tenerla fuera de los valores normales, siendo un 23,4% el porcentaje de los que afirman tener la tensión baja y un 14,3% el de quienes afirman tenerla más bien alta, aunque no de manera tan sostenida y continuada como para llegar a considerarse hipertensión. Por su parte, el 3,9% de los consultados en Castilla-La Mancha dice tenerla directamente alta.

Dos tomas mejor que una

En cualquier caso, no hay que esperar a padecer hipertensión o tener la tensión fuera de los parámetros normales para llevar un control periódico y correcto de la tensión arterial. En ese sentido, además de hacerlo todas las semanas, la recomendación es realizar, al menos, dos tomas en cada sesión, algo que no parece haber calado entre los castellanomanchegos: solo un 37,7% afirma cumplirlo, frente al 51,9% que se limita a una toma. Tan solo un 10,4% reconoce llegar a realizar una tercera medición.

Tomarse la tensión en casa, la opción mayoritaria

En cuanto al lugar escogido para llevar a cabo esos controles de tensión, la casa es el lugar preferido para el 66,2% de los castellanomanchegos consultados, seguido del 48,1% que lo hace en el médico y el 20,8% que lo hace en la farmacia.

Llevar un control de la tensión desde casa es especialmente recomendable considerando la comodidad y fiabilidad de los tensiómetros digitales que están hoy en día al alcance de los usuarios. Además, hay que tener en cuenta que en centros sanitarios la presión sanguínea ofrece valores anormalmente elevados entre aquellas personas con aprensión a estos lugares, denominándose a este fenómeno hipertensión de bata blanca.

Pautas para controlar la tensión en casa

La Federación Española del Corazón hace las siguientes recomendaciones para realizar una correcta medición de la presión arterial en casa:

• El aparato debe estar validado clínicamente.

• El aparato utilizado debe de estar correctamente calibrado, ya que el uso y el paso del tiempo reducen su fiabilidad.

• El manguito debe de estar ajustado y colocado directamente sobre la piel (no sobre mangas de camisa) en el tercio medio del brazo.

• Debe estar sentado en una silla cómoda, sin cruzar las piernas y con el brazo en reposo (apoyado sobre una mesa) y situado a la altura del corazón.

• Tiene que estar relajado, tranquilo, con la vejiga urinaria vacía y sin haber fumado o ingerido previamente sustancias estimulantes (por ejemplo: café).

• No hable ni mueva el brazo mientras realice la medición.

• Lleve una agenda de los valores de su tensión arterial, así como la fecha y la hora de la medición.

Pautas para evitar la HTA

La Sociedad Española de Hipertensión y la Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) hace las siguientes recomendaciones para evitar padecer hipertensión arterial (HTA):

• Todo adulto de más de 40 años debe vigilar periódicamente su tensión arterial. Sobre todo si tiene antecedentes familiares de hipertensión.

• Evite la obesidad. Logrando un peso adecuado, en muchos casos se puede normalizar la presión arterial.

• Evite el sedentarismo. Realice ejercicio físico regularmente, si es posible, al aire libre, siempre adaptado a sus posibilidades reales.

• Disminuya el contenido de sal al preparar sus comidas. Evite, además, los alimentos salados.

• Reduzca al mínimo las grasas animales de su dieta y hágala rica en verduras, legumbres, fruta y fibra.

• No fume y evite ser fumador pasivo.

• Modere el consumo de bebidas alcohólicas. No tome más de uno o dos vasos de vino al día y a lo sumo, una bebida alcohólica a la semana.

• Siga rigurosamente el tratamiento prescrito por su médico y no lo interrumpa sin su conocimiento.

• Si además de hipertensión padece colesterol elevado, diabetes o ácido úrico, procure normalizarlos, ya que todos ellos son factores de riesgo cardiovascular que se potencia cuando se asocian.