Ciudad Real

A cargo del profesor de la Universidad de Granada y del CSIC Javier Martín Ibáñez

Una charla sobre bases genéticas en enfermedades autoinmunes abre el ciclo de seminarios de investigación en el Hospital de Ciudad Real

La Comarca

02/10/2017

(Última actualización: 03/10/2017 09:30)

Imprimir

Los seminarios de investigación que organizan la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real y la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla-La Mancha han iniciado ya una nueva edición, la séptima, y lo han hecho con una conferencia titulada “Bases genéticas comunes en autoinmunidad” impartida por Javier Martín Ibáñez, investigador de la Universidad de Granada y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Las enfermedades autoinmunes son las causadas por el sistema inmunitario que, en vez de proteger los órganos y tejidos sanos del organismo, los ataca y destruye. Las hay que afectan a órganos concretos, como la diabetes tipo I, la enfermedad de Crohn o la anemia perniciosa, y sistémicas, que intervienen sobre varios, entre las que están la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple y la lateral amniotrófica (ELA), la celiaquía, el lupus o la psoriasis.

Ibáñez, que es jefe de grupo de Genética de Enfermedades Autoinmunes del Instituto de Parasitología y Biomedicina “López Neira”, explicó que la determinación de las bases genéticas de estas patologías es la vía para identificar una herramienta diagnóstica y para saber qué genes están implicados en más de una enfermedad.

A este respecto, citó como ejemplo el gen TyK”, asociado a varias enfermedades autoinmunes como la esclerosis, el lupus o la artritis reumatoide, que confiere protección frente a estas patologías y podría llevar a poder intervenir sobre ellas.

Javier Ibáñez considera que estas novedades ayudarán a conocer mejor las enfermedades y a diagnosticarlas más pronto y, al mismo tiempo, abren la puerta al tratamiento de patologías que en la actualidad carecen de medicación específica, bien bloqueando o potenciando el gen que las causa.

A este respecto, el investigador de la Universidad de Granada y del CSIC apuntó la posibilidad de encontrar nuevos usos a fármacos que ya están en el mercado con lo que ello conlleva de acortamiento de los plazos de desarrollo y experimentación.