Ciudad Real

Ante las constantes críticas del PP

Fernández contrasta la rotundidad del PSOE en la defensa de la legalidad y del Estado de derecho con el “pacto de sillones” del PP con independentistas

Indica que “Rosa Romero es vicepresidenta de la Cámara Baja gracias a los votos de los que quieren romper España, gracias a los votos con el PdCAT”

Calificaba de “día triste para la democracia” los acontecimientos que tuvieron lugar ayer en Cataluña y lamentaba que “Rajoy haya renunciado a la política hace tiempo y ha dejado que se pudra el problema hasta que les ha superado”

Manifiesta que tanto Cospedal como el resto de dirigentes del PP en la región “están quemados” porque Emiliano García-Page haya ganado las primarias en el PSOE de Castilla-La Mancha y además lo haya hecho obteniendo más del 70 por ciento de los votos

La Comarca

02/10/2017

(Última actualización: 03/10/2017 09:30)

Imprimir

La secretaria de Organización del PSOE en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha lamentado las constantes críticas de dirigentes del PP, como el coordinador general del partido en Ciudad Real, Manuel Borja, contra el vicepresidente segundo del Gobierno español y la posición del Gobierno regional, señalando que el “mayor pacto de sillones” lo hicieron los ‘populares’ con los independentistas para conformar la Mesa del Congreso de los Diputados. En este sentido indicó que “Rosa Romero es vicepresidenta de la Cámara Baja gracias a los votos de los que quieren romper España, gracias a los votos con el PdCAT”.

La también diputada regional, calificaba de “día triste para la democracia” los acontecimientos que tuvieron lugar ayer en Cataluña. Para Fernández, es muy chocante que el Gobierno de la Generalitat hable de que ayer se produjo un “alarde democrático” cuando es un ejecutivo que “incumple sistemáticamente la ley desde hace ya demasiado tiempo, que ha sacado la política de las instituciones para llevarla a la calle y que ha provocado una división y un grave enfrentamiento no solo entre España y Cataluña sino en la propia sociedad catalana”.

Y se preguntó, como puede ahora el gobierno de la Generalitat, que pretende hacer una declaración unilateral de la república catalana, “garantizarle a los catalanes que se va a cumplir la ley en algún momento cuando están incumpliendo todas las leyes para hacer su voluntad”.

Lo que si lamentó también Fernández es que “Rajoy haya renunciado a la política hace tiempo y ha dejado que se pudra el problema hasta que les ha superado”.

Para la parlamentaria socialista, “tenemos que defender la ley pero también el diálogo. Ya es tiempo de que nos sentemos a dialogar y busquemos soluciones políticas con la premisa de la igualdad entre los españoles porque nunca puede haber españoles de primera y españoles de segunda”.

Por último, y coincidiendo con la celebración del día de los Ángeles Custodios, Blanca Fernández, ha querido trasladar un mensaje de apoyo al Estado de derecho, el sistema Judicial, la Policía Nacional y la Guardia Civil.

“Miedo del PP al posible efecto contagio de las primarias”

En otro orden de cosas, la secretaria de Organización del PSOE provincial, ha señalado, al hilo de las declaraciones de Borja, que tanto Cospedal como el resto de dirigentes del PP en la región “están quemados” porque Emiliano García-Page haya ganado las primarias en el PSOE de Castilla-La Mancha y además lo haya hecho obteniendo más del 70 por ciento de los votos.

Para Fernández, la militancia socialista de nuestra región “ha hablado con voz rotunda y clara para que su secretario general continúe siendo García-Page la persona que echó a Cospedal y a los ‘populares’ del gobierno de nuestra comunidad autónoma y que está reconstruyendo Castilla-La Mancha”.

Igualmente, indicó que se está detectando un cierto miedo entre los dirigentes del PP, al “efecto contagio” que pudieran tener las primarias que se celebran en el PSOE ante las ganas que tienen las bases de los ‘populares’ por elegir democráticamente a sus dirigentes. “Estamos seguros que si pudieran votar no lo tendrían muy fácil ni Tirado, ni Cañizares, ni Romero ni siquiera Cospedal”.