Nacional

Farmacéuticos y médicos elaboran una guía sobre patología esofágica

SEFAC edita una guía sobre protección esofágica para la farmacia comunitaria

La enfermedad por reflujo gastroesofágico afecta a un 15% de la población española y está asociada a factores como la obesidad

La guía pretende ofrecer información útil y práctica a los farmacéuticos para el abordaje de las consultas relacionadas con problemas esofágicos

La Comarca

27/09/2017

(Última actualización: 27/09/2017 19:57)

Imprimir

La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) ha editado la ‘Primera Guía sobre Protección Esofágica para la Farmacia Comunitaria’, con el patrocinio de Laboratorios Norgine y la participación de farmacéuticos y médicos especialistas en Aparato Digestivo, Atención Primaria, Oncología y Pediatría. Se trata de una guía práctica cuyo objetivo es ofrecer a los profesionales de la farmacia comunitaria una herramienta útil para resolver las consultas relacionadas con problemas esofágicos. La guía se podrá adquirir a través de la web de SEFAC (www.sefac.org).

Las molestias digestivas suelen ser motivo especial de consulta en las farmacias y, dentro de ellos, las asociadas al esófago, como las del reflujo gastroesofágico, ocupan un lugar destacado, según los autores. “Gracias a este manual, los farmacéuticos comunitarios dispondrán de toda la información actualizada y las últimas novedades sobre las enfermedades esofágicas para poder aconsejar a los pacientes”, comenta la doctora en farmacia Rosa Prats, coordinadora de la guía y presidenta del comité científico del VIII Congreso Nacional de SEFAC. En este sentido, el trabajo auspiciado por SEFAC ofrece un vademécum con todas las opciones de tratamiento y coadyuvantes de los mismos. Además, se incluyen consejos sobre cambios en el estilo de vida y recomendaciones higiénico-dietéticas.

El papel del farmacéutico en el cuidado de la salud de la población ha sido la clave para la elaboración de esta guía. “Se trata del agente de salud más cercano y al que se recurre en mayor medida en busca de consejo sobre distintas molestias que interfieren en su vida, para las que buscan una rápida solución”, comenta Prats. De ahí, la necesidad de proporcionar una herramienta “con todas las opciones posibles para resolver las dudas de la población sobre molestias digestivas frecuentes, como son el ardor, la acidez y especialmente las derivadas del reflujo gastroesofágico”, subraya. En el trabajo, además, se han dedicado unos apartados específicos para pacientes oncológicos y pediátricos, “dos grupos que tienen unas características especiales y que constituyen grupos de riesgo de esta enfermedad”, añade.

Un 15% de la población sufre ERGE

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), que afecta a un 15% de los españoles, es una de las principales patologías que afectan al aparato digestivo. “Se produce por el paso de los ácidos gástricos del estómago al esófago, lo que provoca síntomas molestos como el dolor torácico, pirosis o regurgitación que alteran la calidad de vida del paciente”, comenta el doctor Enrique Peña, miembro del Grupo de Trabajo de Aparato Digestivo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), también coordinador del trabajo. Los factores asociados a su aparición son la obesidad y el sobrepeso, el consumo de alcohol, tabaco y alimentos grasos, así como de bebidas carbonatadas, especias, chocolate y café; la toma de ciertos fármacos o el embarazo.

Su abordaje terapéutico “es muy amplio por lo que se hacía necesaria una guía que orientara al farmacéutico sobre qué solución escoger en cada caso individual, y presentara las últimas novedades al respecto, como la posibilidad de actuar sobre los mecanismos defensivos de la mucosa esofágica”, indica el doctor Enrique Rey, jefe de Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico Universitario San Carlos y otro de los coordinadores de la misma. La ‘Primera Guía sobre Protección Esofágica para la Farmacia Comunitaria’ incluye un apartado de casos prácticos próximos al día a día asistencial del farmacéutico comunitario. “El tratamiento habitual de la ERGE consiste en la administración de inhibidores de la bomba de protones (IBP). Sin embargo, “hay veces en las que no resulta suficiente, y en las que se puede utilizar un coadyuvante, como un protector de la mucosa esofágica, a base de ácido hialurónico, que la protege del daño causado por los ácidos y la repara”, afirma.

La guía ha sido también coordinada por Elsa López Pintor, doctora en Farmacia y miembro del Área Científica de SEFAC. Además, han colaborado en la misma los doctores Sebastià Sabater, del Servicio de Oncología Radioterápica del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete; la doctora Esther Jiménez, del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Central Universitario Santa Lucía, de Cartagena; y el doctor Luis Blesa, vocal por Valencia de la Asociación Valenciana de Pediatría de Atención Primaria (AValPap).