Región

En marcha por #PensionesDignas

CCOO-CLM llama a participar en las movilizaciones en defensa de la viabilidad del Sistema Público de Pensiones

Las marchas a pie se iniciarán este sábado 30 de septiembre y concluirán el 9 de octubre con un acto masivo en Madrid

Varias de las etapas discurrirán por Castilla-La Mancha donde harán parada el día 5 de octubre en Albacete, el día 6 en Ciudad Real, Talavera de la Reina y en Guadalajara y el 7 en Toledo

La Comarca

26/09/2017

(Última actualización: 28/09/2017 11:50)

Imprimir

CCOO de Castilla-La Mancha hace un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras, a las personas pensionistas y jubiladas y al conjunto de la ciudadanía a participar en las movilizaciones convocadas en el país para asegurar el poder adquisitivo de las pensiones, para erradicar el déficit de la Seguridad Social y para garantizar el presente y el futuro de las pensiones.

Las marchas a pie partirán entre los días 30 de septiembre y 1 de octubre desde Galicia, Asturias, Cantabria, País Valencià y Andalucía y concluirán el día 9 de octubre con un acto masivo en la Puerta del Sol de Madrid. Varias etapas discurrirán por Castilla-La Mancha donde harán parada el 5 de octubre en Albacete, el 6 en Ciudad Real, en Talavera de la Reina y en Guadalajara y el 7 en Toledo.

Según los datos que hemos conocido hoy en la región hay un total de 368.359 pensiones a 1 de septiembre, de las cuales 210.868 son de jubilación y 96.701 de viudedad. La pensión media es de 851,83 euros, casi 300 euros menos que la pensión media más alta, la de Euskadi (1.146€).

En los últimos años las personas pensionistas en nuestro país han ido perdiendo poder adquisitivo. La mitad de ellas cobran una pensión que no llega al Salario Mínimo Interprofesional y un 38% vive bajo el umbral de la pobreza, señala la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM, Mª Ángeles Castellanos, quien añade que las pensiones son la fuente de ingresos de más de 9 millones de personas en el conjunto del país y durante la crisis 4 de cada 10 pensiones han contribuido a sostener a sus familias.

La reforma aprobada de forma unilateral en el año 2013 por el Gobierno del PP pone en serio riesgo pensiones con un nivel suficiente. Por ello, Comisiones Obreras exige su derogación e insta al Ejecutivo a recuperar el diálogo social con los agentes sociales en el marco del Pacto de Toledo, atendiendo las propuestas sindicales para garantizar la sostenibilidad y aumentar los ingresos del sistema con el fin de garantizar la suficiencia y sostenibilidad financiera de las pensiones, añade Castellanos.

Por todo ello, en defensa de las pensiones de hoy y del futuro, CCOO insiste en animar al conjunto de la ciudadanía a la movilización, porque el Sistema Público de Pensiones es viable y es necesario para mantener la cohesión social y el bienestar de las personas.

Los datos

En Castilla-La Mancha hay un total de 368.359 pensiones a 1 de septiembre, de las cuales 210.868 son de jubilación y 96.701 de viudedad.

Respecto a septiembre de 2016 el importe de las pensiones ha subido un 1,7%, mientras que el número de pensiones lo ha hecho en un 1%.

La pensión media en la región se sitúa en el mes de agosto en 851,83€, a casi 300 euros de distancia de la media más alta que se encuentra en Euskadi (1.146€).

Por provincias la media más baja es la de Cuenca con 785,26€ y la más alta la de Guadalajara con 975,51€ lo que supone una diferencia de más de 190 euros. Tras esta diferencia están los contrastes de la estructura económica de ambas provincias, Cuenca más agrícola y Guadalajara, dada su ubicación y la cercanía con Madrid, tiene una mayor presencia industrial.

Tras Guadalajara se sitúa Ciudad Real con 859,80€, Toledo 849,88€ y Albacete 815,85€.

Respecto a las pensiones de jubilación la media regional es de 983,90€ y en el caso de las de viudedad 644,36€. “Este dato es especialmente preocupante dado que la mayor parte de estas pensiones es el único ingreso que perciben mujeres mayores que han desarrollado a lo largo de su vida un trabajo no reconocido y no remunerado y que llegan a edades avanzadas con muy pocos recursos disponibles, a lo que hay que unir la falta de servicios públicos de calidad que atiendan sus necesidades, especialmente en el medio rural donde la población está más envejecida”, concluye Castellanos.