Región

Según el Barómetro sobre el autocuidado de la población española elaborado por PiC Solution

9 de cada 10 castellanomanchegos no sabe en qué consiste el autocuidado

Cerca de la mitad de los encuestados castellanomanchegos afirma padecer una enfermedad tratable mediante autocuidado

El 75,7% de los castellanomanchegos se encarga de su propio autocuidado y del de los miembros de su hogar

Un 73,3% consulta en internet sobre autocuidado

La Comarca

02/08/2017

(Última actualización: 02/08/2017 21:16)

Imprimir

La OMS define el autocuidado como las actividades de salud no organizadas y el conjunto de decisiones de salud tomadas por los individuos. Sin embargo, en Castilla la Mancha aún es muy alto el desconocimiento que hay respecto a este tema y a su asociación con la salud: 9 de cada 10 encuestados no sabe en qué consiste el autocuidado. Así se desprende del “Barómetro sobre el autocuidado de la población española” elaborado por PiC, marca perteneciente al Grupo Artsana con 40 años de experiencia en productos para el autocuidado y la salud (tensiómetros, termómetros, aerosoles, apósitos, jeringas...), creados con las tecnologías más innovadoras.

Un desconocimiento general que se exporta al resto de España, donde tan solo un 5,7% sabe que el autocuidado es el conjunto de las prácticas de cuidado personal de la salud tomadas por el individuo.

Cerca de la mitad de los encuestados padece una enfermedad tratable mediante autocuidado

La necesidad de un conocimiento en profundidad sobre el autocuidado y las prácticas que engloba se hace especialmente patente si se tiene en cuenta que un 48.9% de los encuestados castellanomanchegos afirma padecer alguna enfermedad que se puede tratar mediante autocuidado.

Si se desgrana el porcentaje por enfermedades, la diabetes (13.3%), asma (12.2%) y la hipertensión (12.2%) serían las más comunes entre los encuestados castellanomanchegos.

El médico de familia, la opción principal para dejarse aconsejar sobre autocuidado

A la hora de encargarse de las prácticas de autocuidado, un 75,7% aseguran ser ellos mismos quienes toman todas las decisiones respecto a la salud de los miembros de su hogar. En menor medida, un 18,9% afirma que es la pareja quien se encarga de ello, mientras que tan sólo el 2,7% señala a los padres.

Cuando se trata de pedir consejo sobre autocuidado, un 88,9% de los castellanomanchegos reconoce recurrir al médico de familia, mientras que el farmacéutico es una opción solamente para el 42,2%, y el especialista para el 37,8%. Estos datos casan con los obtenidos en el resto de España, donde según el barómetro el médico de familia sigue siendo la referencia principal en lo que se refiere al autocuidado para el 88,1%. Por regiones, Aragón tendría el porcentaje más alto (92,6%), mientras que Baleares quedaría casi 10 puntos por debajo de la media nacional con un 78,8%.

Un 73,3% consulta en internet sobre autocuidado

En cuanto al uso de internet como herramienta de información sobre autocuidado, hasta el 73,3% de los encuestados castellanomanchegos afirma utilizar la red con estos fines. Dentro de ese porcentaje, un 36,6% reconoce hacerlo habitualmente, mientras que un 36.7% lo hace de manera puntual para consultas específicas.

De entre los castellanomanchegos que utilizan internet para informarse sobre autocuidado, un 57,6% afirma recurrir a blogs profesionales, mientras que las páginas profesionales las consultan un 54,5% de los encuestados. En tercer lugar, un 31,8% reconoce recurrir a Wikipedia, y un 21,2% de los castellanomanchegos confiesan buscar en foros generales.

Pese al alto porcentaje de castellanomanchegos que se informa en internet sobre autocuidado, entre los encuestados reina el escepticismo y tan solo un 7,6% se fía totalmente de lo que encuentra en la red. Por el contrario, un 57,6% reconoce que, aunque se fía, prefiere contrastar la información con el especialista, y un 31,8% solo lo encuentra medianamente fiable.

Los datos en el resto de España muestran algo más de confianza respeto a internet. Así, hasta un 7,3% afirma fiarse totalmente, y un 54,8% contrasta lo que encuentra con el profesional. El dato de los que no se fían nada cae hasta un 2,1%.