Región

Para regularizar algunas actuaciones de aprovechamiento de aguas subterráneas

El alcalde de Terrinches se reúne con la Confederación Hidrográfica el Guadalquivir

Nicasio Peláez pretende agilizar los trámites para la puesta en marcha del proyecto de transformación de regadíos del Campo de Montiel

La Comarca

02/08/2017

(Última actualización: 02/08/2017 21:14)

Imprimir

El alcalde de Terrinches (Ciudad Real), Nicasio Peláez, se ha reunido con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Antonio Ramón Guinea, para regularizar algunas actuaciones de aprovechamiento de aguas subterráneas que se realizaron en sequías anteriores, y que el Consistorio tiene previsto utilizar si persiste la escasez de lluvias actual. Se trata de una serie de sondeos de emergencia que podrían utilizarse tanto para abastecimiento a la población como para el uso por parte de agricultores y ganaderos.

Así, ambos representantes abordaron el Proyecto de Transformación de Regadíos en el Campo de Montiel, de cuya tramitación administrativa se está encargando la Confederación, inmersa actualmente en la redacción alternativa de proyectos y en el estudio de evaluación ambiental.

Ambos representantes coincidieron en que el objetivo principal es hacer más competitiva la agricultura de la comarca mediante la aplicación de un sistema de riego más localizado y eficiente, para evitar el abandono de tierras por falta de relevo generacional y la despoblación de la comarca.

Sobre el horizonte 2016-2022 trataron la redacción de proyectos y construcción del Embalse de Montizón con una inversión de 20 millones de euros; y de una segunda fase 2022-2027 con una inversión de 30 millones de euros para la ejecución de conducciones, líneas aéreas, redes secundarias, etc.

El Plan de Actuaciones Prioritarias en materia de agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir asigna 15 hm3 para la comarca del Campo de Montiel, de los cuáles 11hm3 se destinan a regadío y 4hm3 para abastecimiento. Peláez urgió a la Confederación a acortar plazos para realizar un proyecto que ampliaría la superficie de riego a 9.700 hectáreas, que afectan a 10 municipios de la comarca, y donde habría que concretar las actuaciones en función de la autorización de las diferentes “tomas de agua” en colaboración con las comunidades de regantes/usuarios que en este momento se están constituyendo.