Región

El Consistorio le hizo entrega de un reloj, como detalle para agradecerle los servicios prestados en el municipio

Amando Urrea recibe el cariño de sus compañeros y del Ayuntamiento de Quer el día de su jubilación

Todos sus compañeros del Ayuntamiento estuvieron presentes en el homenaje, para invitarle a comer y compartir con él su último día de trabajo

La Comarca

12/07/2017

(Última actualización: 13/07/2017 11:06)

Imprimir

El Ayuntamiento de Quer despidió al que ha sido el jefe de la Brigada de Obras municipal desde el año 2003 hasta su reciente jubilación, la semana pasada, Amando Urrea Pérez. Amando pertenece a una generación sufrida, que no tuvo las cosas fáciles y que trabajó duro para sacar a su familia adelante. Nacido en el año 1952, en Aldeanueva (Guadalajara), y gran trabajador, tiene nada menos que 44 años cotizados a la Seguridad Social, más otros 5 como autónomo.

Amando inició su carrera profesional trabajando como dibujante para la empresa Lovable, entre los años 1969 y 1998. Cuando cerró su centro de trabajo, Amando supo reubicarse y adaptarse a la nueva situación, trabajando como eventual en el Ayuntamiento de Guadalajara. En el año 2003, por oposición, empezó a trabajar para el Ayuntamiento de Quer, como Jefe de Mantenimiento. En estos últimos catorce años, ha desempeñado esa labor, a plena satisfacción del Consistorio. “Me han tratado bien en todos los sitios en los que he estado. Le he código mucho cariño al pueblo Quer, donde me he sentido apreciado tanto por los vecinos como por mis compañeros y las corporaciones municipales”, dice.

Todos sus compañeros, sin excepción, estuvieron presentes en la comida de despedida de Amando. Además, entre todos quisieron invitarle a comer, naturalmente en Quer, en el restaurante El Primillr. Además, el Ayuntamiento le hizo regalo de un reloj, “que ya no va a necesitar tanto, pero que esperamos lleve siempre como recuerdo de nuestro pueblo”, dice José Miguel Benitez, alcalde de Quer, que califica a Amando como un gran trabajador, ejemplar, siempre dispuesto a acometer sus labores con presteza, y sobre todo buena gente. Le deseamos lo mejor y que disfrute ampliamente de su bien merecido retiro”, termina el alcalde.