Nacional

Nota de prensa de UNICEF

Más de 7 millones de niños se desplazan en África Occidental y Central cada año

La mayoría de los niños que migran forzados por la violencia, la pobreza y el cambio climático se quedan en África

La Comarca

05/07/2017

(Última actualización: 05/07/2017 19:50)

Imprimir

Los niños constituyen más de la mitad de los 12 millones de personas de África Occidental y Central que migran cada año. El 75% de ellas se queda en África subsahariana, y menos de una de cada cinco se dirige a Europa. Son datos de un nuevo informe de UNICEF.

En busca de oportunidades: voces de niños en tránsito en África Occidental y Central analiza las principales causas tras las migraciones y desplazamientos de niños en la región, así como las consecuencias a largo plazo si los movimientos de población a gran escala se intensifican, tal y como parece según las actuales tendencias de aumento de la población.

“Los niños en África Occidental y Central se mueven en una proporción como nunca antes, muchos en busca de seguridad o de una vida mejor”, explica la directora regional de UNICEF, Marie-Pierre Poirier. “La mayoría de estos niños se desplaza dentro de África, no hacia Europa ni a otros lugares. Debemos ampliar el debate sobre la migración para comprender la vulnerabilidad de todos los niños en tránsito y extender los sistemas de protección en todos los destinos previstos”.

El informe, basado en una serie de entrevistas a migrantes y sus familias procedentes de varios países, revela la complejidad de una serie de causas que llevan a la migración, más allá de la pobreza. Sugiere que la migración de niños y jóvenes de África Occidental y Central tenderá a aumentar debido a la confluencia de factores como el rápido aumento de la población y la urbanización, un desarrollo económico desigual, el conflicto permanente, gobiernos débiles y una limitada capacidad institucional para dar apoyo a las poblaciones más vulnerables.

El cambio climático es también un factor causante de las migraciones en África Occidental y Central. Se espera que la región experimente durante este siglo un aumento de la temperatura de entre 3 y 4 grados, un 150% más que cualquier lugar del mundo. Las graves sequías e inundaciones ya están causando desplazamientos de la población y la pérdida de medios de vida, mientras que los cambios de los patrones climáticos hacen que algunas formas de agricultura sean cada vez más insostenibles. Las tensiones por el acceso a los escasos recursos de ganado están llevando a hostilidades en algunas zonas rurales, y empujando a mucha gente a las ciudades.

Según el informe la región no tiene los sistemas de protección suficientes –tanto dentro como más allá de sus fronteras- para garantizar la seguridad y bienestar de los niños refugiados y migrantes, una carencia que se acentuará de producirse el aumento previsto a nivel de población nacional y migraciones. El informe recomienda que las políticas sitúen a los niños en el centro de cualquier respuesta a las migraciones. Esto solo podrá hacerse fortaleciendo la cadena de protección de los niños entre los países de origen, tránsito y destino. La estrecha cooperación entre gobiernos, Naciones Unidas y aliados no gubernamentales es fundamental para garantizar el acceso de los niños a atención sanitaria, educación y otros servicios, independientemente de su condición de migrante.

UNICEF continúa instando a todos los gobiernos de África Occidental y Central, de Europa y de cualquier lugar, a adoptar el plan de acción de seis puntos para proteger a los niños refugiados y migrantes:

1. Proteger contra la explotación y la violencia a los niños refugiados y migrantes, en particular a los no acompañados.

2. Terminar con las detenciones de los niños migrantes o que solicitan el estatus de refugiados, implantando una serie de alternativas adecuadas.

3. Mantener a las familias unidas; es la mejor forma de proteger a los niños y dotarles de un estatus legal.

4. Ofrecer formación a todos los refugiados y migrantes, y darles acceso a servicios de calidad, entre ellos sanitarios.

5. Exigir que se actúe sobre las causas subyacentes de los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes.

6. Promover medidas para luchar contra la xenofobia, la discriminación y la marginación en los países de tránsito y destino.

Además de estas medidas, UNICEF pide a la sociedad que muestre su solidaridad con los niños refugiados y migrantes desarraigados por la guerra, la violencia y la pobreza, algo que puede hacerse en redes sociales a través del hashtag #AnteTodoSonNiños.