Puertollano

Carta al Director

Llame usted más adelante

Miguel Ángel Municio Castro

29/06/2017

(Última actualización: 30/06/2017 08:15)

Imprimir

Hace una semana, visitando la nueva y flamante página web del Ayuntamiento de Puertollano pude comprobar, para mi regocijo como historiador y arqueólogo que, en la sección dedicada a la cultura y el patrimonio de la localidad, se detallaban los horarios de apertura y de visita guiada al museo de la minería de Puertollano que llevo bastante tiempo queriendo visitar.

De modo que, aprovechando también la visita de una buena amiga italiana a la localidad, también arqueóloga, durante unos días con intención de conocer el patrimonio natural, histórico y arqueológico de la comarca, me decidí a aguardar al viernes, día de apertura junto al sábado y al domingo según la web municipal, para visitar tan interesante museo.

Sospechando que podía existir algún tipo de inconveniente, preferí llamar primero al número facilitado por la página web para comunicar la intención de visitarlo y mi sorpresa fue mayúscula cuando, logrando contactar a la tercera llamada, un despistado interlocutor me transmitió de manera muy dubitativa que tenía que preguntar a “un compañero que sí sabía más de eso” qué pasaba con el museo. La respuesta no tardó en llegar y fue otra dubitativa afirmación que puede resumirse en el título de esta carta al director.

Sabiendo que poco podía hacerse, visitamos las magníficas pinturas esquemáticas rupestres de Fuencaliente, encontrando útiles paseos cementados con hormigón y piedras para que el visitante pueda acceder los abrigos rocosos con total normalidad y sin peligro de caídas u obstáculos, y lo mismo sucedió al visitar el yacimiento de la Motilla del Azuer, en Daimiel, al día siguiente; pues por el módico precio de siete euros pudimos visitar todo el museo comarcal de forma guiada, ser trasladados al yacimiento con una guía en ruta y finalmente visitar el yacimiento con un arqueólogo que ejercía también de guía, un yacimiento en el cual bien podría comerse encima de sus piedras, ya que era difícil encontrar una simple mota de polvo en sus muros.

Es curioso cómo ayuntamientos con muchos menos recursos que el de Puertollano defienden y habilitan medios para que el turista, local o no, pueda disfrutar al máximo de sus recursos y bienes históricos y arqueológicos; algo que, teniendo nuestra ciudad tantísimo patrimonio industrial e incluso arqueológico de períodos anteriores (absolutamente sin excavar e investigar, por supuesto), no disponga de, al menos, un horario de apertura garantizado en fin de semana para un museo tan atrayente como el de la minería.

Quizá el despistado interlocutor tuviera razón y los ciudadanos de Puertollano tengamos que llamar más adelante, por si hay buenas nuevas acerca del patrimonio histórico y arqueológico en nuestra localidad.

Miguel Ángel Municio Castro

Historiador y Arqueólogo

DNI: 05934418G